Un año más, qué más da…

Por Adriana Fu Fuentes – Doctora en Educación

Cuántos años se han ido ya desde que dejó el colegio, desde que abandonó una carrera, desde que decidió vivir la vida loca.

¿Cuántos años está dispuesto a posponer lo que alguna vez deseó o soñó?

Hoy existen muchas más ayudas económicas a las que puede optar para concretar la profesión que se quedó plasmada en algún test vocacional en su época de estudiante.

Es por eso que deseo compartir con la comunidad, algunas páginas de internet que podrían ser de utilidad para planificar aquel paso siguiente que les conduzca al encuentro con su vocación. Sitios como www.becasycreditos.cl , www.ingresa.cl, www.gratuidad.cl, www.mineduc.cl, www.fuas.cl, son algunos a los que puede recurrir para visualizar las alternativas, conocer los requisitos, y sacar cuentas.

Pero… de seguro tendremos casos que -por más que calculemos- no nos dará la suma del puntaje PSU, o de las notas del colegio para ingresar a la educación superior y/o para acceder a las ayudas del gobierno.

Si cuenta con ahorros, pero el puntaje no le alcanza para ingresar, cotice en distintas instituciones de educación superior, por lo general en las carreras vespertinas no le exigirán PSU, pero usted deberá financiar las mensualidades. Otras pueden ofrecerle que usted pague el primer año con recursos propios, pero se comprometen a apoyarle en la postulación al crédito con aval del Estado (CAE) para el año siguiente, presentando sus antecedentes socioeconómicos y excelentes notas del primer semestre de la carrera que esté cursando, en el formulario único de acreditación socioeconómica (FUAS).

No olvide que puntaje ranking que obtuvo en el colegio también podría contribuir en la obtención de un cupo en la carrera que desea.

Las instituciones de educación superior también poseen cupos especiales para el ingreso sin PSU, consulte cuál se adapta mejor a los requisitos que posee.

También tenga en consideración los descuentos internos vigentes, puesto que podrán otorgarle una importante rebaja en su arancel anual, si son aplicados al momento de la matrícula.

“… son 15, son 20, son 30…” ¿cuántos años más desea sumar a esta conocida canción esperando para tomar la decisión de concretar la matrícula en la carrera de sus sueños? Por lo que recuerde: “…no importa los años que tienes, es el tiempo el que no se detiene”.



Fuente: fu.adriana@gmail.com
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario