Científicos latinoamericanos discuten en Osorno claves para la adaptación al cambio climático en la ganadería

Especialistas extranjeros recientemente se reunieron en dependencias del Centro Regional de Investigación INIA Remehue, en Osorno, en un taller que busca generar alternativas técnicas conjuntas, para una mejor adaptación de los sistemas ganaderos ante cambio climático.

El encuentro se enmarca en la ejecución de un proyecto financiado por el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro) donde participa el Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile (INIA), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental de Costa Rica y la Fundación para la Promoción e Investigación de Productos Andinos (Proimpa) de Bolivia.

Dicho proyecto científico ha permitido generar alternativas técnicas, costo-eficientes para que los países desarrollen una ganadería más sustentable a futuro. En Chile, se encuentran generando diferentes variedades forrajeras resistentes al déficit hídrico.

La doctora Marta Alfaro, investigadora de INIA Remehue destacó que “a la fecha este proyecto nos ha permitido evaluar más de diez combinaciones de materiales forrajeros, con incremento de rendimiento en el periodo de primavera – verano. Estamos seguros que vamos desarrollar una propuesta productiva sin aumentos significativos de costo, que permitan al productor tener praderas a más largo plazo, más permanentes y que logren sobrellevar el déficit hídrico de los meses de verano”.

El trabajo de tres días incluyó la visita a terreno a ensayos ubicados en las cercanías de La Unión y en el predio de INIA Remehue, además de diversas reuniones donde se dieron a conocer los avances del proyecto en cada uno de los países participantes y a su vez cómo los equipos de trabajo proyectan esta labor. Se conoció los resultados de las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático y la adopción que los agricultores hacen de estas prácticas.

Ana Gabriela Pérez, especialista del Centro de Investigación en Contaminación Ambiental de Costa Rica explicó que “en nuestro país, por ser tropical las pasturas no son ricas en proteína, por lo tanto combinarlas con una fuente de follaje alta en proteínas como la soya se genera una ganancia muy importante para el productor sobre todo si es en la época seca, en esta primera etapa hemos demostrado que su incorporación aumenta el peso del ganado al doble lo que representa una excelente opción para los productores ganaderos”.


Fuente
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario