En Osorno Defensor Nacional rindió cuenta pública participativa

Este martes 25 de abril, el Defensor Nacional Andrés Mahnke rindió su Cuenta Pública Participativa en la ciudad de Osorno, ante más de 70 personas que llegaron hasta el auditorio Enrique Valdés, del Campus de la Universidad de Los Lagos de esa ciudad.

La actividad comenzó con una exposición de la autoridad sobre el trabajo de la Defensoría durante el año recién pasado, en la que no solo expuso las cifras más relevantes, sino que también los desafíos de la institución con miras a una constante mejora de la prestación de defensa en todas las áreas de trabajo de la institución.

Posteriormente, la Cuenta Pública Participativa desarrolló su fase de taller; en esta, los asistentes se ordenaron en grupos, los cuales discutieron temas relacionados con la exposición del Defensor Nacional: “El derecho a Defensa en una sociedad democrática”, “Defensa Penal Adolescente”, "Proyecto Inocentes” y “La Defensoría en el sistema de Justicia Penal”

En cada grupo, moderado por los propios defensores asistentes, los participantes pudieron expresar su visión del trabajo de la Defensoría. Ivo Navarrete, estudiante de primer año de trabajo social, señaló que la actividad fue muy provechosa para él y sus compañeros: “El hecho de que haya venido el Defensor Nacional fue muy llamativo, porque uno muchas veces desconoce lo que hace la Defensoría, que no es entregar un servicio a quienes son calificados como ´delincuentes´, sino que sirve a toda la comunidad, porque uno nunca sabe en qué momento pude cometer un error y terminar como imputado, con la necesidad de tener un defensor al lado.”

Además de alumnos, también asistieron académicos y directivos de la Universidad de Los Lagos, quienes participaron de cada uno de los grupos de conversación. “Ha sido muy grato recibir al Defensor Nacional en esta actividad, que nos presente la cuenta pública y pueda incorporar a nuestros estudiantes ya a nuestra comunidad universitaria en la discusión de un tema tan importante como es el rol de la defensa pública a nivel nacional.”, señaló Paula Bedecarratz, Vicerrectora de Administración y Finanzas de la Casa de Estudios.

Los grupos de trabajo también fueron integrados también por operadores del sistema, como profesionales de los programas de reinserción para jóvenes infractores de ley, algunos de los cuales también acompañaron al Defensor Nacional en la actividad.

Asimismo, Marcelo Avilés, conductor de taxis colectivos, que estuvo casi dos meses en prisión preventiva, imputado de una violación que no cometió, también estuvo presente en la actividad, integrando, como parte del “Proyecto Inocentes”, el grupo que discutió este tema. Marcelo explicó a los estudiantes su propia experiencia, de pasar por la cárcel sin haber cometido delito, y de cómo el trabajo de la defensa pública fue esencial para demostrar su inocencia. “Para mí es importante transmitir esta vivencia, para que estos errores se cometan cada vez menos”, indicó Avilés.

Tras el diálogo, y luego de casi tres horas de trabajo, fueron presentadas las conclusiones de los participantes al Defensor Nacional, quien también respondió preguntas de los asistentes: “para nosotros fue muy enriquecedor conversar con la comunidad, sobre todo en esta lógica de la descentralización, que tiene que ver no solo con salir de Santiago, sino que también con salir de las capitales regionales. Pudimos conversar con alumnos, con los operadores de programas de reinserción juvenil, con académicos, y además, con un integrante del “Proyecto Inocentes” que contó a los asistentes su historia en primera persona. Esa es la idea, precisamente, de una Cuenta Participativa: no solo contar lo que hacemos, sino que también escuchar de la propia comunidad, su opinión de cómo lo hacemos”

Por su parte, el Defensor Regional de Los Lagos, Erwin Neumann, destacó la conversación del Defensor nacional con la comunidad: “Es un ejercicio republicano, que las instituciones deben efectuar de cara a la ciudadanía, porque estas son parte de la comunidad, y deben crecer con ella. Como región, es muy importante que el Defensor Nacional haya elegido un centro educacional, donde se forman nuevas generaciones, en la ciudad de Osorno, sobre todo porque los futuros profesionales deben aprender que instituciones como la Defensoría son un pilar de la Democracia, del Estado de Derecho, del respeto de los derechos de todas las personas. El trabajo de cada defensor, de cada funcionario de la Defensoría, es una materialización de la igualdad ante la ley y de la presunción de inocencia, y que el Defensor Nacional haya podido transmitir esas ideas a los futuros profesionales, es para nosotros motivo de alegría”, señaló.


Fuente: 
Jorge Mansilla Macías
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario