Guerra de ex alumnos jesuitas: Fidel Espinoza se cansó de los ataques de Marcos Velásquez

Salen a la palestra asesorías pagadas por el Congreso que el abogado UDI realizó a la parlamentaria Marisol Turres mientras eran matrimonio.

Dicen los ex alumnos de los colegios jesuitas de la región de Los Lagos, que la rivalidad entre el San Javier de Puerto Montt y el San Mateo de Osorno era memorable y que en el fútbol y básquetbol alcanzaba su más grande expresión… algo que quizás ya no es tan claro ahora.

El abogado Marcos Velásquez, militante UDI y exalumno del San Mateo, ha mantenido desde febrero un verdadero asedio sobre el diputado PS y exalumno del San Javier, Fidel Espinoza, el que recrudeció en los últimos días cuando el abogado informó que el Consejo para la Transparencia acogió el recurso de amparo que presentó contra el Servicio de Vivienda y Urbanisno (Serviu) de Los Lagos, para que el organismo entregara antecedentes del subsidio habitacional que recibió el parlamentario en 1997, cuando era profesor universitario con un sueldo de 300 mil pesos, padre de dos hijas y aún no ocupaba cargo público alguno.

Esta es la segunda vez que Velásquez solicita documentos del caso al Serviu Los Lagos, pues en febrero de este año el organismo ya se había pronunciado al respecto a través de su director regional. De acuerdo a una carta de la autoridad publicada por el diario El Llanquihue el pasado 16 de febrero, “el diputado Espinoza, en 1997, cumplía los requisitos exigidos por la normativa Minvu de la época para obtener un beneficio de este tipo, pues figuraba como empleado a honorarios, no poseía propiedades adjudicadas a su nombre y, por cierto, no era parlamentario ni ostentaba cargo directivo público alguno. Puntualmente, el instrumento por medio del cual obtuvo este subsidio -Programa Especial para Trabajadores, regido por el DS 235 de 1985- establecía que entidades organizadoras, como la Cámara Chilena de la Construcción y otras, proponían postulantes al Minvu, en cumplimiento de los respectivos requisitos que establecía el decreto”.

Según aseguró el ex seremi a La Estrella de Chiloé el pasado 4 de mayo, "él (diputado Espinoza) declaró un patrimonio de 1.650 millones de pesos que correspondían a una herencia, a raíz de eso y cómo sabía que había obtenido un subsidio habitacional antes de ser diputado, pero ya dueño de esta herencia, por Ley de Transparencia solicité al Serviu que me entregue copia de la carpeta que él presentó para obtener el subsidio”. “Lo que persigo es transparencia y velar por el buen uso de los fondos públicos”, agregó.

Consultado por el tema, el actual presidente de la Cámara de Diputados afirmó que “en 1997 cumplía con todos los requisitos solicitados por Serviu para optar al PET (Programa Especial para Trabajadores), tal cual lo ha explicitado el propio servicio públicamente. El bien raíz que mi madre posee en Puerto Montt, el cual está a su nombre, no constituía bajo punto de vista alguno una inhabilidad para acceder a este beneficio”. El parlamentario agregó que ha sido víctima de una persecución persistente, casi obsesiva, por parte del ex seremi de Justicia para dañar su imagen, cuyo origen estaría en temas políticos y de derechos humanos, en vez de probidad y transparencia.

De acuerdo a fuentes consultadas por nuestro medio, las diferencias provienen, primero, porque el diputado fue acérrimo opositor al gobierno del ex Presidente Piñera y, segundo, debido a que Velásquez es abogado defensor del ex carabinero Rafael Villarroel, procesado por el asesinato del padre de Espinoza, y de otro violador de DDHH condenado por la Corte Suprema a 3 años y un día, caso en el cual resultó fundamental una querella presentada por el parlamentario.

ASESORÍAS A SU ESPOSA

En temas de probidad y transparencia, según datos recabados por País Lobo, Marcos Velásquez se ha visto involucrado en casos donde la ética ha quedado en entredicho. Esto porque emitió al menos cinco boletas de honorarios por más de 6 millones de pesos, entre los años 2006 y 2008, a la diputada UDI por el Distrito 57, Marisol Turres, en ese entonces su esposa y madre de sus 4 hijos.

"Velásquez no tiene moral alguna para atacarme. Cuando estaba casado con la diputada UDI Marisol Turres cobró millonarios recursos al Congreso por asesorías jurídicas a ella misma. No sé si aquello sea muy ético. Que se querelle si estoy faltando a la verdad", puntualizó Espinoza.

La polémica no tiene para cuando terminar, al parecer, ya que el abogado ha continuado atacando una y otra vez al diputado a través de la red social Twitter por diversos temas, sobre todo después de la entrega de antecedentes por parte del Serviu.

Ante esto, el actual presidente de la Cámara de Diputados reafirmó que “acá no hay nada irregular, pues en 1997 figuraba con derechos hereditarios, no bienes reales como vivienda o sitio, y aquello no impedía postular al subsidio, cualquier abogado lo sabe. La actuación de Velásquez obedece solamente a una persecución sesgada”.

País Lobo procedió hoy a solicitar formalmente a la Cámara de Diputados, los respaldos de estas asesorías.


Fuente: 
Pedro Wright
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario