Solidaridad y Responsabilidad Social

Por Carlos Alberto López Monje, Director de Comunicaciones y Asuntos Estudiantiles, Universidad Tecnológica de Chile INACAP Osorno

Sin duda alguna que uno de los ámbitos de interacción y aporte al desarrollo del país, por parte de las instituciones de educación superior, está relacionado directamente con la Responsabilidad Social. En este sentido, el apoyo comunitario, realizar diferentes acciones de índole social para la promoción y mejora de la calidad de vida de la comunidad, aportar a la inserción social de las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo social, impulsar el desarrollo de organizaciones de voluntariado u operativos comunitarios, son algunos ejemplos concretos de las múltiples labores que pueden y deben desarrollar las instituciones de educación superior, fomentando la Responsabilidad Social, cuya temática amerita ser incluida en los lineamientos de la Vida Estudiantil y de la Vinculación con el Medio de cada institución.

En consecuencia, los valores, principios y esencialmente el espíritu de solidaridad son parte inherente en esta materia, donde los alumnos a través la Red de Voluntariado de INACAP, han estado presentes permanentemente mediante una activa participación en colectas, acciones solidarias y apoyo en sectores vulnerables de la ciudad, trabajos comunitarios de invierno y verano, y una labor mancomunada junto a diferentes organizaciones públicas y privadas, entre otros. El propósito de la Responsabilidad Social, es que la comunidad educativa promueva la solidaridad, entendida como uno de los valores humanos más importantes y esenciales, es decir, la colaboración voluntaria que alguien puede brindar para se pueda terminar una tarea en especial, o el sentimiento que se siente y da ganas de ayudar a los demás sin intención de recibir algo a cambio.

Lo anterior promueve y fomenta la incorporación de valores y competencias que permiten desarrollarnos como ciudadanos responsables. La solidaridad es tan importante que representa la base de muchos valores humanos más, como la amistad, el compañerismo, la lealtad o el honor, permitiéndonos sentirnos unidos como país. Estos valores nacen y se fomentan desde el núcleo fundamental de nuestra sociedad, la familia, sin embargo es un deber y responsabilidad de toda la sociedad y, por cierto, de las instituciones de educación superior.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario