¿Conoces el proyecto que promueve LGTB?

Fue el martes 7 de mayo de 2013 el día en que fue ingresado a primer Trámite Constitucional del Senado, el proyecto de ley “Derecho a la Identidad de Género”, gracias a una moción Camilo Escalona Medina, Ricardo Lagos Weber, Juan Pablo Letelier Morel, Lily Pérez San Martín, Ximena Rincón González.

La iniciativa, interpreta una parte importante de la agenda de LGTB (Lesbianas, Gays, Transgénero y Bisexuales) en el mundo, aunque no toda y es a ello a lo que se oponen los promotores del bus naranjo que hoy llega a Osorno trayendo su ya famoso escrito lateral: “Que no te engañen, los niños tienen pene y las mujeres vulva”.

Vamos por parte. El proyecto de ley presentado en 2013 se sustenta en que en la actualidad, Chile no cuenta con una Ley de Identidad de Género que permita o facilite el trámite de las personas trans para cambiar de nombre y sexo. El fin que se persigue es terminar con las situaciones de exclusión que afectan a muchas personas en Chile, pero el contenido es más amplio.

El ejercicio del derecho permite a toda persona obtener, por una sola vez, la rectificación de su partida de nacimiento y el cambio de sexo y nombre, cuando no coincidan con su identidad de género. Se da competencia para conocer de la gestión al Juez de Familia del domicilio del peticionario, con un procedimiento que se sujetará a lo que dispone el presente proyecto de ley.

ARTÍCULOS DE LA DISCORDIA

El artículo 7 del cuerpo legal señala que la solicitud de niño o adolescente para cambio de género deberá ser presentada personalmente por él o por su representante legal o por quien lo tenga a su cuidado, previa con la autorización del niño.

En el artículo 9, en tanto, está uno de los puntos más controversiales, ya que se prohíben los exámenes médicos, sicológicos, siquiátricos, etc… cada vez que el niño o adolescente exprese su voluntad del cambio de género que en el artículo 13, tiene asegurado además el procedimiento absolutamente confidencial de cambio de sexo, aunque sea niño o adolescente y, como establece el artículo 7, sin previa autorización de los padres...

Es aquí donde el senador Ossandón expresó que le inquietaba el hecho de que la decisión de cambio de sexo de un niño sea tomada por un juez y no por los padres. Y por ello, anunció que votaría en contra de todas las indicaciones que mermen la autoridad paterna.

El Asesor de la Biblioteca del Congreso Nacional, Matías Meza-Lopenhandía, señaló que el suprimir el concepto de identidad de género de esta ley podría generar graves problemas en cuanto a su interpretación y, por ende, en su aplicación. Además, comentó que al definírsele como una vivencia interna permite a los menores de edad actuar por sí mismos.

PROYECTO EN PARALELO

En paralelo al proyecto que entrega el Derecho a la Identidad de Género, se tramita el Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez, el que fue presentado por la Presidenta Bachelet el 21 de septiembre de 2015, dos años después del anterior. Lo que hace este cuerpo legal, es reafirmar los conceptos vertidos en la otra iniciativa.

NEGOCIO MILLONARIO

A nivel internacional, se ha denunciado que el lobby LGTB ha obtenido importante financiamiento tanto de parte de farmacéuticas, como por clínicas dedicadas a las operaciones de cambio de sexo, de estética.

Una operación de cambio de sexo puede llegar a costar alrededor de 20.000 dólares, tras lo cual, el paciente se hace dependiente de un tratamiento farmacológico y hormonal por el resto de sus días, con la finalidad que el cuerpo no vuelva al estadio anterior a la operación.

112 GÉNEROS

La definición clásica señala la existencia de un solo un género –el género humano- y de dos sexos, -masculino y el femenino-.

La perspectiva de género, en cambio, señala que existen cinco: lesbianas, gays, heterosexuales, homosexuales y transexuales. Actualmente, hay quienes hablan de 112 géneros...

CASOS EXTREMOS EN OTRAS PARTES DEL MUNDO

Amparo Medina - experta en pastoral familiar y exfuncionaria de la ONU, detalla en una charla disponible en la web una serie de casos extremos. Es así como describe que en Canadá, existe un hombre de 56 años que, amparado por la ley de perspectiva de género, actualmente se ha declarado una niña de cuatro años, ya que se ha declarado un «transedad», porque ahora tiene cuatro años, y un «transgénero», porque ya no es hombre sino mujer.

Como sus padres están muertos, el Estado le declaró en abandono, tras lo cual fue adoptado por una pareja de lesbianas que ya había adoptado una niña.

Hay un grupo de Estados Unidos que actualmente está peleando por la “transraza”, porque ya no quieren ser anglosajones, sino afroamericanos. Asisten casi todas las semanas a los centros donde se realizan bronceados químicos y se inyectan silicona en sus labios. Buscan desconocer a sus padres biológicos, para tener papás afroamericanos, y quieren que la OEA y la ONU den un dictamen donde se declare también la transraza, como parte de los géneros. El delegado de Naciones Unidas ya lo ha dicho claramente: existen 112 géneros, incluyendo el «indefinido»

En Estados Unidos hay también una señora declaró el género de la «mismidad». ¿Por qué? Porque le fue muy mal en el matrimonio y, por lo tanto, se casó con ella misma.

En Inglaterra, una entrenadora del delfines se casó con su delfín amparada en la ley de la perspectiva de género, porque ella se puede considerar género animal, género transespecie.

Amparo Medina asevera que “eso es lo que está pasando ahora. Hay padres de familia que están siendo encarcelados, en Alemania, en Canadá… ¿Por qué? Porque se oponen a que a sus hijos les digan que no existe eso. Se oponen a que a sus hijos les metan este tipo de barbaridades en su cabeza. Queridos amigos, no podemos jugar al rey que sale a la calle desnudo y que la gente le diga que está vestido, por quedar bien con el rey. Tenemos que ser como esos niños sinceros que le dijeron al rey: «Oiga, rey, usted está desnudo».



Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario