Colorantes extraídos de la papa y el camote revolucionarían industria de los alimentos

Cada día son más las personas que prefieren los productos naturales, evitando así el consumo de químicos o alimentos que pueden ser dañinos para la salud. En este contexto, los colorantes naturales han experimentado una importante tasa de crecimiento anual, ya que el consumo de colorantes artificiales ha sido asociado a efectos negativos en la salud incluyendo alergias, irritabilidad y déficit atencional en niños, entre otros. Por otra parte, y para competir en el mercado mundial de los colorantes naturales, Chile necesita ofrecer materias primas competitivas en términos de rendimiento de color por hectárea, costos de producción y calidad del color.

María Teresa Pino, ingeniero agrónomo, investigadora de INIA La Platina y actual coordinadora del programa Nacional de Alimentos de INIA, desarrolló un inédito trabajo que permitió obtener pigmentos naturales de las papas moradas y el camote amarillo, los cuales se convierten en un relevante aporte para la industria de alimentos y la posibilidad de desarrollar productos de calidad con colorantes naturales y de producción nacional.

Este importante proyecto, titulado “Obtención de pigmentos naturales competitivos a partir de materia prima nacional (papa y camote) para mejorar la competitividad y sustentabilidad de la industria de colorantes naturales en Chile para uso en la Industria Alimentaria”, fue ejecutado entre INIA, María Teresa y su equipo, y FMC Corporation Chile con financiamiento CORFO durante el 2014-2017.

“Con este proyecto buscamos desarrollar e identificar papas y camotes tanto de pulpa morada como naranja, para evaluar su potencial como materia prima para la obtención de colorantes naturales para el mercado de los alimentos. Obtuvimos excelentes resultados y estamos ansiosos de dar a conocer nuestras papas y camotes”, señaló la investigadora.

Como parte de este estudio, el programa de Mejoramiento Genético de Papas de INIA Osorno inició un proyecto de cruzamientos, selección y mejoramiento de papa específico para pulpa-morada orientado a la producción de colorantes naturales. Durante la primera temporada, se establecieron 14 familias de papas. Entre estos, en 2017 se seleccionaron 4 líneas avanzadas de papas (futuras variedades comerciales) de pulpa de color morada, alta en antocianinas, con un alto rendimiento de color por hectárea, que superan el punto de color de la zanahoria morada de Turquía.

Este proyecto no sólo ha logrado ofrecer una alternativa para diversificar la producción hacia el mercado de los colorantes naturales, también ha permitido agregar valor a cultivos tradicionales como la papa. En conjunto con ofrecer una mirada diferente hacia la innovación de la agricultura completamente en sintonía con la necesidad de diversificar y sofisticar la exportación de alimentos, que permitió promover la interacción entre todos los actores de la cadena de valor asociada a la industria de colorantes (productores, empresas extractoras, empresas comercializadoras y el mercado).

María Tersa Pino será premiada este jueves por el INIA en la segunda versión del Premio a la Propiedad Intelectual “Los Guardianes de la Mesa Chilena”, que busca reconocer a destacados investigadores nacionales por sus aportes y descubrimientos revolucionarios para la agroindustria e innovaciones tecnológicas, entre otras contribuciones.


Fuente:
Magdalena Herrera
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario