Dirigentes sociales: los desafíos de la participación

Por Francisco Reyes Castro, Seremi de Gobierno Región de Los Lagos

Agosto y la celebración del Día del Dirigente Social y Comunitario permite reconocer el trabajo de miles de líderes y lideresas sociales de nuestra Región de Los Lagos; hacer un balance de los pasos dados y también proyectar los desafíos en participación ciudadana.

En nuestro reconocimiento a los y las dirigentes sociales están contenidas miles de experiencias y aprendizajes conjuntos, sueños, anhelos y testimonios de mujeres y hombres que movilizan sus localidades a partir de convicciones, sentido de colaboración y confianza en el otro, visto como el “nosotros”.

Era una necesidad y un desafío encausar en conjunto con los y las dirigentes sociales el propósito al que nos convocó el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet: derrotar la enorme desigualdad existente, que también se expresa a la hora de participar en la toma decisiones que nos afectan.

Desde la Seremi de Gobierno ha sido un trabajo intenso y reconfortante; de aproximarnos a la diversidad cultural y territorial de la dirigencia social, de sus realidades urbanas y rurales, de sus dispares vinculaciones y experiencias con el Estado y los gobiernos locales, de sus desafíos de acceso oportuno y uso de la información pública que propicie desarrollo y avance real de sus comunidades.

En el balance están los 23.500 contactos ciudadanos logrados desde 2014 a la fecha, con 6 mil participantes en Diálogos y 3.500 en Escuelas de Gestión Pública y fortalecimiento de las capacidades dirigenciales.

El informe del Consejo Nacional de Participación Ciudadana y Fortalecimiento de la Sociedad Civil creado por la Presidenta Bachelet para plantear reformas a la ley 20.500, establece como diagnóstico un marcado distanciamiento entre ciudadanos e institucionalidad y falta de estímulo a la organización social.

Como propuesta, el mismo informe propone, entre otras acciones de mediano y largo plazo, la incorporación de la garantía constitucional del derecho a la participación; reformas a la ley 20.500 y a la ley 19.418 sobre Juntas de Vecinos y organizaciones funcionales para recuperar el rol de las organizaciones en su representación efectiva; además de la construcción de un sistema permanente para la formación de dirigentes y líderes sociales.

En el Día del Dirigente Social y Comunitario que recuerda la creación en 1968 de la Ley 16.680 sobre juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias, quedan en el análisis los canales propuestos para seguir mejorando las condiciones de los dirigentes sociales y su justo reconocimiento social y político como actores del quehacer democrático regional.

Profundizar la democracia en su dimensión participativa es un camino en tránsito que el país merece y necesita recorrer.


Fuente:
Rodrigo Norambuena Fuenzalida
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario