Kuchen de frambuesa y queso se llevó el primer lugar del "Osorno Dulce 2017"

La vecina de Francke Luisa Correa, de 51 años, fue la ganadora de la segunda versión del concurso de respotería “Osorno Dulce 2017”, un evento que motivó a 90 participantes a postular con sus recetas a elegir en esta oportunidad al “mejor kuchen del sur de Chile”.

La flamante ganadora de los $500.000 destinados al primer lugar participó con su receta de kuchen de frambuesa con queso, una variedad que concitó la atención del jurado y de gran parte de los cerca de 2 mil personas que llegaron hasta el Centro Cultural de Osorno el viernes y sábado.

El segundo lugar, en tanto, fue para Lisselot Weil, quin participó con un exquisito kuchen de guinda; con el cual se hizo acreedora de $300.000. Mientras que el tercer lugar fue para Bárbara Castro, quien se llevó $200.000 gracias a su kuchen de frutos del bosque.

“Espectacular que el municipio haga este concurso y se incentive a la gente a participar. La idea es que la gente conozca todo el talento que hay en algunas dueñas de casa. Es bueno que se haga ésto. Así la gente se incentiva a participar. Hay muchas dueñas de casa que están ahí con su talento escondidito. Fue un éxito. Con ésto quiero comprar insumos y un horno gigante que me faltaba. Me dedico a eso en mi casa” comentó la señora Luisa Correa.

La triunfadora del certamen comentó que “se trató de una masa quebradiza y la crema un froasting que se hace con queso filadelfia. Era una masa tipo tartalea con tiritas de la misma masa. Eso es un secreto de familia. Llevo como cinco años haciendo la misma receta”.

Hasta los salones del Centro Cultural también llegaron también decenas de personas para ofrecer a los visitantes su propias recetas de tortas, kuchenes y otras variadas recetas dulces que atrajeron gran cantidad de público al evento.

Al respecto, el concejal y actual representante protocolar de la Municipalidad de Osorno, Emeterio Carrillo, manifestó que “el año pasado fueron unas 45 participantes y este año fueron cerca de 90. Eso es importante para nosotros y lo valoramos mucho. También hemos visto que la cantidad de público que ingresó acá fue importante, porque eso permitió que mucha gente que vino a comercializar sus tortas y kuchenes vendieran sus productos”.

Carrillo agregó que “la mayoría de ellos son gente que se dedica en su casa a comecializar sus productos y ésto, obviamente las motiva a seguir participando. Eso es lo que intentamos. La idea es que de aquí puedan nacer muchos emprendimientos de mujeres en el área de la respostería”.


Fuente:
Rodrigo Alarcón Bohle
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario