Adultos Mayores tendrían mejor calidad de vida según Encuesta Nacional

Según el último informe del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), elaborado por la Universidad Católica, “Chile y sus Mayores”, el índice de calidad de vida en la vejez ha mantenido la tendencia al alza desde el 2007 hasta la fecha.

La satisfacción general del adulto mayor respecto de sus vidas ha aumentado un 16% en los últimos 10 años, alcanzando en la actualidad, un total de 72,3% de personas de la tercera edad están satisfechas o muy satisfechas con su calidad de vida.

Esta positiva percepción, se explicaría en gran parte, “porque el adulto mayor busca mecanismos de apoyo funcional y psicosocial para apoyar acciones tan básicas y comunes como comer o entablar una conversación, situaciones que muchas veces se ven mermadas con la edad con la pérdida de piezas dentales”, explica el Presidente de la Sociedad de Prótesis y Rehabilitación Oral de Chile, Dr. Héctor González.

Según ha informado el Ministerio de Salud, un importante número de personas de la 3ª edad y los mayores de 80 años o 4ª edad, han perdido la totalidad o gran parte de sus piezas dentales. Esta cifra de desdentados a causa del deterioro propio de la edad, debiera aumentar, según comenta el especialista, “debido a las proyecciones de la Organización de las Naciones Unidas de que la ciudadanía está envejeciendo progresivamente, estimándose que para el 2025, alrededor del 15% de las personas sobrepasará los 60 años por lo que mayor cantidad de personas podrían perder sus dientes”.

Hoy el 19% de la población adulta utiliza prótesis totales o parciales, cifra que para el Dr. González, podría ser mayor ya que existe un número de desdentados más alto, pero “aún existen ciertas aprensiones al respecto, ya que a muchos pacientes les incomoda utilizarlas, sienten que nos les funcionan de forma correcta o bien, creen que se les puede desprender/salir la prótesis o placa, como es nombrada por algunos”.

Para hacer frente a este temor, comenta el odontólogo, “los adhesivos para prótesis, como Corega, contribuyen a entregar mayor seguridad al usuario, optimizando la función de las mismas al minimizar la posibilidad de que se desprendan mientras la persona habla, ya que, por ejemplo, disminuyen el depósito de alimentos entre la prótesis y las encías o el paladar, situación que, de ocurrir, podría generar el desprendimiento de la pieza”, argumenta el Especialista en Rehabilitación Oral.

Por otra parte, “hay que explicar muy bien a los pacientes lo que van a sentir, tanto al hablar, como al comer y los primeros días prácticamente deben usarlas sin comer, para ir acostumbrando la boca, pidiéndoles además que hablen en voz alta y duerman con las prótesis puestas las primeras noches, por ejemplo”

El recuperar los dientes perdidos mediante prótesis y “optimizar su función con adhesivos, mejora la seguridad del paciente, permitiendo participar con su familia y en la vida social que ellos tengan, - informa el Dr. González-, así los adultos mayores pacientes evitan restarse de actividades por no tener dientes, lo que les permite optar a una mejor calidad de vida”, concluye el especialista.


Fuente:
Carmen Gloria González Botto
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario