Comencemos por confiar

Por Ramón Rubio, director ejecutivo AIEP Osorno, presidente Asociación Multigremial de Osorno.

Los niveles de confianza han sido materia de análisis en Chile en los últimos años, a las instituciones (Carabineros, Iglesia, partidos políticos, etc.), a los sistemas (económico, A.F.P., educación, seguridad social, etc.) y a las personas (políticos, empresarios, etc.), pero ¿Cuál es la importancia de la confianza para el desarrollo?

Hay autores, como el politólogo Fukuyama, que señalan que la confianza social es el pilar de la prosperidad de los países, estudios como “Confianza, la clave para el desarrollo de Chile, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señalan que nuestro país corre serios riesgos de ver paralizado su crecimiento, deteriorada su democracia y disminuido el bienestar de su sociedad civil, si no crea las condiciones para fomentar la confianza entre la población.

World Value Survey, red global de científicos sociales que han medido el porcentaje de confianza en las personas, sitúa a Chile entre los países de más baja confianza entre los 100 medidos. Sólo un 12% el 2014, muy por debajo de países desarrollados como Holanda y Suecia, que superan el 70%, e incluso por debajo de Argentina y Uruguay en Sudamérica.

Este estudio además señala que cuando no hay confianza, no se coopera, no se realizan los sacrificios en los momentos de crisis, ni se tienen los incentivos suficientes como para contribuir al bien común u obedecer la ley sin la necesidad de coacción.

La invitación es a que ejercitemos el confiar, aprender a declarar expresamente las expectativas hacia los demás, reconocer en frente a una persona que busca igual que yo que nuestro país crezca y se desarrolle, por lo tanto, al cual necesito para co-construir. Debemos asumir el riesgo a equivocarnos al confiar, con la convicción de que existirá sanción moral e institucional adecuada y oportuna que ayudará limpiar el espiral de la confianza. Lo sé, esto no cambiará mañana, pero si comenzamos hoy, de seguro algún día llegaremos a los 60 puntos de confianza que nos transformarán en un país desarrollado, porque no hay posibilidades de crecer como país, si no lo hacemos todos juntos.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario