ESSAL invertirá $10 mil millones para proteger aguas de lagos Llanquihue y Panguipulli

La Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos, Essal, informó que implementará un Plan de Obras de Seguridad para abordar las descargas de emergencia que se deben realizar a los lagos en los episodios de lluvia. Las inversiones, que superan los 10 mil millones de pesos, buscan robustecer la infraestructura sanitaria y resguardar la calidad de las aguas de los lagos Llanquihue y Panguipulli.

El Gerente General de Essal, Hernán König, manifestó que “estamos conscientes e inmensamente preocupados por la situación que afecta a los lagos Llanquihue y Panguipulli. Por eso, en la compañía hemos preparado la mejor solución técnica en lo que nos compete y hemos presentado a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) un sólido plan de trabajo que alcanza una inversión superior a los 10 mil millones pesos”.

El ejecutivo detalló que “el desarrollo de este plan consta de dos etapas. La primera, que ya está en ejecución y presenta un 50% de avance, consiste en el reforzamiento y mejoramiento de la infraestructura sanitaria y plantas elevadoras de aguas servidas, además de la desconexión de tuberías irregulares de aguas lluvias por parte de terceros conectados a la red de alcantarillado. La segunda etapa, más relevante aún, apunta a reforzar la infraestructura sanitaria a través de obras de seguridad para transportar las aguas servidas que producen las ciudades hasta las Plantas de Tratamiento, a fin de resguardar la calidad de las aguas de ambos lagos”.

Una vez incorporadas las observaciones de la SISS, el plan de trabajo será compartido y sometido a la consideración de los alcaldes y comités técnicos tanto de Panguipulli como de Puerto Varas. Si bien Essal está actuando con la máxima diligencia, la ejecución de estas obras requerirá permisos administrativos y ambientales que la compañía espera se tramiten de manera expedita por los organismos competentes a fin de aliviar la situación de las aguas en el más breve plazo posible.

König fue enfático en señalar que “las comunidades, las autoridades y la empresa estamos todos del mismo lado, comprometidos con el cuidado de las aguas y la preservación de las condiciones naturales de los lagos Llanquihue y Panguipulli, y con la inversión que estamos anunciando hoy creo que estamos dando un importante paso en este sentido”.

PLAN DE DESCONTAMINACIÓN DE AGUAS SERVIDAS EN CHILE

El Plan de Saneamiento de la industria sanitaria en Chile significó que a partir del año 2012 las aguas servidas urbanas no vayan a los cauces naturales y sean tratadas, evitando riesgos para la salud de las personas y el cuidado del medioambiente.

Si bien la infraestructura sanitaria se ha desarrollado de modo acorde al crecimiento de las ciudades, no ha pasado lo mismo con la gestión de las aguas lluvias. El ingreso de aguas lluvias y descarga de napas de manera irregular a la red de alcantarillado, que por ley está diseñada solo para transportar las aguas servidas, sobrecarga las redes.

Frente a esta situación, la norma establece la utilización de aliviaderos de tormenta como una medida de emergencia hasta 72 horas posteriores a las precipitaciones.


Fuente:
Juan Pablo Riquelme Melo


Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario