Doble vía 215: Estamos todos de acuerdo

Por Ramón Rubio Donoso, Director Ejecutivo AIEP, presidente Multigremial de Osorno.

En edición del diario El Austral de Osorno del día 25 de noviembre, el presidente de la cámara de diputados y actualmente diputado electo del distrito 25 sorprendió a muchos con el titular “Mientras sea diputado me pondré a que la ruta 215 sea concesionada”, un balde de agua fría para quienes vemos en la ruta 215 y el corredor bioceánico el empuje mediante el cual nuestra provincia y en especial las comunas de Puyehue y San Juan de la costa, puedan dar el salto para transformarse en destino turístico Internacional. Sin embargo al profundizar en la nota, es posible darse cuenta que nuestro representante en el parlamento no se opone a la doble vía en la ruta 215, sino más bien en su sistema de financiamiento, pues señala: “Espero que como es la segunda ruta internacional más importante del país, tenga el mismo nivel de inversión y su gente la misma importancia para que el gobierno destine los mismos millones y millones de dólares que se usan, por ejemplo en las líneas del metro”, en consecuencia es una gran noticia saber que nuestros parlamentarios están transversalmente de acuerdo con que requerimos fortalecer nuestra ruta internacional y nos imaginamos que, por supuesto, también estarán de acuerdo en que debemos mejorar nuestra ruta al mar.

Despejadas las dudas de fondo, resolver los problemas de forma será muy simple, sólo debemos ver factibilidad y plazos de cada una de las opciones a) Construcción con recursos del estado, b) Construcción vía concesión.

  A) La construcción de una carretera doble vía con fondos públicos es una decisión del ejecutivo, vale decir del Presidente de la República, quién tiene las facultades para instruir que con fondos sectoriales del ministerio de obras públicas, se priorice el proyecto y se comprometan los fondos. En consecuencia hoy podemos resolver si es prioridad o no para los próximos 4 años en los programas de los actuales candidatos presidenciales.

  B) La construcción vía concesión requiere que el estado determine expresamente que dicha ruta es concesionable, para que uno o más privados puedan realizar propuestas en función de las condiciones establecidas, cómo por ejemplo mejoras a las localidades, zonas de descanso, estacionamientos para turistas en zonas de interés comercial, etc. Éste proceso ya está avanzando, pues la ruta 215 está entre las rutas concesionables de nuestro país y sólo se requiere el acuerdo de la comunidad.

Cómo la alternativa A la podemos ratificar o descartar de acuerdo a la posición de cada presidenciable, si nuestros parlamentarios nos ayudan, indagando la disposición de sus respectivos candidatos, tendremos rápidamente la factibilidad de que se construya la ruta con fondos públicos, de nos ser prioritario, nos quedaría sólo la opción B para hacer realidad la decisión de transformar la ruta internacional 215 en el eje turístico y comercial más importante de la zona sur austral de Chile y el paso Cardenal Samoré en la puerta de conexión entre la Patagonia Chileno y Argentina.

Hacer realidad la doble vía en la 215, posibilita que con recursos del FNDR pueda mejorarse el estándar de la ruta U-400 o ruta al mar, que demanda urgentemente mejoras en el trazado y en las condiciones de seguridad para conductores y peatones, ambos proyectos son posibles de llevar a cabo, pero para ello debemos actuar rápido y organizadamente, aunque hoy pareciera que tenemos una condición histórica, ESTAMOS TODOS DE ACUERDO.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario