¿Cómo prevenir el contagio por Hantavirus? Aquí las 8 medidas necesarias

En éste periodo estival, debemos considerar el aumento del contagio del síndrome pulmonar por hantavirus. Anualmente, se diagnostican entre 40 y 60 casos en todo Chile, sin embargo, se trata de una patología grave, donde entre un 30-40% de los casos fallece.

Todos sabemos que durante el verano se producen muchos más casos de Hantavirus que en invierno y, principalmente, tiene que ver con que la gente sale de vacaciones a zonas rurales, hace camping y no toma medidas respecto al manejo de residuos y conservación de alimentos. Pero, ¿qué otros factores incrementan los brotes de la enfermedad?

Posiblemente se deba a la obligada migración de ratones debido a los incendios forestales. Otro factor del aumento de la presencia de los roedores y por ende el aumento los riesgos de contagio, es el florecimiento de la quila y el coligue, donde estos roedores tienen sus madrigueras. Pero, al igual que en el caso de los incendios, hay otros factores naturales que obligan a los roedores a moverse, lo que también genera riesgos: sequías, inundaciones, temblores fuertes, terremotos, actividad volcánica, deforestaciones, cambios en los usos del suelo y urbanización de zonas rurales.

Entre las personas que están más expuestas, y en mayor riesgo de contraer este virus, destacan los trabajadores agrícolas, forestales y aserradores; quienes comparten el hábitat del ratón silvestre; las personas que trabajan en áreas rurales y permanecen en ellas en condiciones precarias; quienes hacen picnic o acampan al aire libre o en zonas de camping; quienes alojan en albergues, cabañas o lugares que han permanecido cerrados por mucho tiempo y las personas que realizan actividades de limpieza en el campo.

Las principales causas de contagio, no sólo van por la línea de contacto directo con el ratón infectado para contraer la enfermedad, ya que, el ratón elimina el virus por la orina, heces o saliva y la transmisión al ser humano es fundamentalmente a través de la vía respiratoria. El Ministerio de Salud advierte que la enfermedad se transmite por: Respirar aire contaminado con heces, saliva u orina de un ratón infectado. Ingerir agua o alimentos contaminados con heces, saliva u orina de un ratón infectado. Ser mordido por un ratón infectado.

El DS 73-2006, Art. 18 MINSAL, se incorpora la infección por Hantavirus como una enfermedad profesional, si es transmitida al ser humano cuando realiza trabajo agrícola, pecuario u otro donde puede estar en riesgo de contacto con roedores. Circular B51/24, 2010 MINSAL, norma la vigilancia y control de la infección por Hantavirus.

¿Cuáles son los síntomas?

Inicialmente, las manifestaciones son muy parecidas a un cuadro gripal:
• Fiebre alta.
• Dolores musculares intensos.
• Dolor de cabeza.
• Decaimiento.
• Dolor abdominal, a veces con náuseas y vómitos, que duran 3-5 días.

Luego se agrega:
• Tos.
• Dificultad respiratoria llegando rápidamente a una falla respiratoria severa y shock cardiovascular. A diferencia de la gripe, en la fase inicial de la infección por hantavirus es infrecuente el dolor de garganta y la secreción nasal.

Medidas para prevenir el contagio:

  1. No ingrese en habitaciones o recintos que hayan permanecido cerrados por algún tiempo, sin antes ventilarlos durante al menos 30 minutos. 
  2. Mantenga las malezas y pastizales cortados a ras de suelo y despejado de desechos y escombros en un radio de 30 metros alrededor de las instalaciones. 
  3. Selle con planchas de lata, pegadas y clavadas, con cemento u otro material las aberturas que tengan un diámetro igual o mayor a medio centímetro, en escuelas, viviendas, galpones y bodegas. 
  4. Mantenga medidas generales de higiene en su cocina y utensilios.
  5. Guarde los alimentos en recipientes cerrados y no deje restos de comida sobre mesas, muebles, pisos, etc. 
  6. Guarde la basura en recipientes con tapa. Si no hay recolección de basura, entiérrela a 50 centímetros de profundidad y a 50 metros de la vivienda. 
  7. Si detecta presencia de roedores, rocíe excretas de éstos y posibles madrigueras con una solución de agua con cloro de uso doméstico, cuidando de cubrir bien su boca y nariz con una mascarilla o tela antes de hacerlo. 
  8. Si presenta síntomas de gripe fuerte y repentina, busque atención médica, evite automedicarse y haga saber que ha estado en contacto con roedores o en lugares de riesgo.



Fuente: Maria Jose Figueroa E

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario