59 trabajadores osorninos se perfeccionaron en la Escuela Tecnológica de la Construcción

Tras una semana de gran esfuerzo y concentración, los trabajadores del proyecto “Brisas Mirasur” recibieron sus diplomas para conmemorar el fin de los cursos que impartió la Escuela Tecnológica de la Construcción en el contexto de su programa Formación en la Obra.

Entre risas, bromas y gran satisfacción, los trabajadores pertenecientes a la empresa de la CChC, Socovesa; celebraron el fin de los tres cursos que durante una semana, la Escuela Tecnológica de la Construcción, ofreció por su programa de Formación en la Obra que propone la CChC Social. Las especialidades de Pintor, Carpintero en Terminaciones, y Carpintero de Obra Gruesa y Moldaje, fueron los oficios de los que 59 trabajadores se licenciaron durante la tarde del día jueves 22 de marzo, dónde también 3 mujeres parte del proyecto, recibieron sus diplomas.

Lorena Oyarzo, una de las estudiantes de Carpintería quien lleva 6 años trabajando en el sector, destacó la experiencia que vivió gracias a la extensión educativa de la Cámara Chilena de la Construcción. “Es una gran oportunidad. Se va aprendiendo mucho más. Yo soy mujer, mamá, trabajadora y fui alumna por una semana. Agradezco a la empresa, y también a la Escuela por esta iniciativa”, señaló.

Por su parte, Robinson Jaramillo; jefe de proyecto en la obra “Brisas Mirasur”, destacó el caso de un trabajador, quien tras participar de uno de los cursos, fue ascendido en la empresa debido a que él mismo descubrió su potencial durante el programa de la CChC Social. “A los trabajadores le gusta mucho aprender. Además, que al terminar estos cursos, las personas se sienten más realizados, y agradecidos por la oportunidad que se les entregó”, aseguró.

En la ceremonia, dónde los jefes fueron los encargados de premiar a sus trabajadores, se destacó también a los tres mejores promedios, quienes en el transcurso del programa, tuvieron un desempeño casi perfecto. “Durante una semana, llevamos a un profesor a la obra. Los trabajadores tienen dos horas teóricas, y el resto, son 6 de práctica que se llevan a cabo en tanto éstos realizan sus labores. Después de finalizar el curso, se evalúan sus conocimientos, y los celebramos con una ceremonia. La Escuela Tecnológica de la Construcción, perteneciente a la CChC Social, ha permitido que un gran porcentaje de obreros a lo largo del país se especialice en su área o aprenda de otros oficios”, finalizó Claudia Oyarzo, agente de la Zona Austral de la Escuela.


Fuente: Teresita Hinostroza Carrillo

Compartir en Google Plus