Conoce cuántos huevos de chocolate es recomendable dar a tus hijos

El cacao se caracteriza por tener altos niveles de antioxidantes y sus efectos positivos se generan cuando el compuesto está presente sobre un 60-70%, esencialmente en el chocolate negro.

Una de las tradiciones más esperadas por los niños y las niñas durante la Semana Santa es la llegada del “Conejito de Pascua de Resurrección” con sus huevitos de chocolate. Una práctica ya instalada en nuestro país que altera la rutina alimenticia.

El jefe del Departamento de Nutrición y Salud de Fundación Integra, Jaime Folch, recalca que “como institución de educación parvularia comprendemos el protagonismo que toma el chocolate en estas festividades. No obstante, hay que comerlos de forma moderada y asumiendo que tiene una gran cantidad de calorías, azúcar y grasas”.

El cacao se caracteriza por tener altos niveles de antioxidantes y sus efectos positivos se generan cuando el compuesto está presente sobre un 60-70%, esencialmente en el chocolate negro.

El chocolate es un alimento nutricionalmente completo, contiene aproximadamente un 30% de materia grasa, un 6% de proteínas, un 61% de carbohidratos y minerales (hierro, fósforo y calcio), además de aportar vitaminas A y del complejo B. Sin embargo, a pesar de todas las propiedades beneficiosas, no se debe abusar de su consumo debido a que tiene un alto aporte calórico.

Por ello, INTEGRA entrega consejos prácticos para evitar un consumo excesivo de huevitos de chocolate, y así evitar posibles molestias digestivas posteriores como estreñimiento, gastritis o dolor abdominal.

RECOMENDACIONES:

1. Prefiera huevos de chocolates huecos por sobre los macizos o rellenos, puesto que tienen menos aporte calórico. (Ver tabla) Siempre se debe leer el etiquetado nutricional y seleccionar alimentos que no tengan sellos.

2. Un niño o niña de 4-5 años debería comer máximo 6 huevitos huecos por día, mientras que un niño o niña de 2-3 años no más de 3 unidades.

3. Opte por chocolates con mayor porcentaje de cacao, los cuales tienen menos azúcar, grasas y calorías.

4. Prepare sus propios huevos y conejos de pascua, eligiendo ingredientes más saludables para su elaboración. Por ejemplo, decore o pinte huevos duros (previamente lavados) junto a los niños.

5. Busque en familia actividades entretenidas y no centradas en comer, dándole sentido a esta festividad. Por ejemplo, cocine galletas de avena, galletas con harina integral con figuras de conejos.

6. Aproveche la instancia para fomentar en los niños y niñas la amistad y el compartir. Por ejemplo, compre un chocolate de mayor tamaño y repártalo con hermanos o primos.

7. Favorezca actividades al aire libre y el juego activo, donde los niños y niñas se mantengan activos, para que utilicen la energía proporcionada por los huevitos de Pascua y utilice las calorías consumidas durante el día.

8. Reemplace los huevitos de chocolates con frutos secos como pasas, ciruelas, nueces, almendras o fruta natural.






Fuente: Jorge Gallardo Turiel

Compartir en Google Plus