Guerra de la leche: Prolesur se desespera y lanza ofensiva comunicacional

- Mientras los productores dejan de entregar su leche a la planta, la firma trata de dar una señal de normalidad al mercado por medio de una nota en El Mercurio.

Luego de varios días de críticas debido a la baja en el precio pagado a productor por parte de Prolesur, que al igual que Soprole es filial de Fonterra en Chile, unido a la creciente fuga de agricultores que entregan su leche a la compañía neozelandesa en Chile, la firma decidió dar un golpe de efecto comunicacional para calmar las aguas, señalando que está a un paso de incorporar a un grupo de productores en su propiedad.

La noticia desplegada a página completa en la edición del sábado 17 de marzo de 2018 de Economía y Negocios de El Mercurio, tomó por sorpresa a los productores lecheros de la zona que señalaron frente a las consultas de País Lobo no conocer a un solo productor que esté interesado en el bullado proyecto de Prolesur.

“La verdad es que los productores estamos lo suficientemente conectados y desde 2016, cuando Prolesur anunció por primera vez al público este proyecto, no hemos conocido de alguien que quiera entrar, porque la oferta es abrir el 20 por ciento de la propiedad de la firma cuyo único cliente es Fonterra, es decir, hay que pagar para quedar en la misma situación de siempre”, aseveró un ex dirigente gremial que se mostró sorprendido por el anuncio “que es la enésima repetición de lo mismo”, cada vez que enfrentan críticas abiertas de la opinión pública.

En la nota publicada por El Mercurio, el gerente general de la planta, Juan Carlos Petersen, consultado por el medio sobre cuál era el precio de la apertura de la empresa a productores y la fecha de la materialización del proyecto dijo que aquello era “información confidencial”. “Esa es una prueba más de que se trata de un volador de luces”, señaló el productor lechero.

Esta semana, además, 18 productores de un total de 34 agrupados en “Torrencial Lechero” -proyecto asociativo orientado a negociar en conjunto la venta de 25 millones de litros anuales- dieron un golpe de fuerza y retiraron alrededor de 12,5 millones de litros de leche que la agrupación entregaba a Prolesur, debido a la disminución de 16 pesos en el pago que reciben por cada litro producido, la que fue anunciada por la filial de la neozelandesa Fonterra.

A lo anterior, se suma la reciente renuncia de Albert Cussen Mackenna a la presidencia de Prolesur, en medio de esta permanente pérdida de productores que ha hecho a la firma caer en la participación de mercado de recepción de leche fresca nacional, la que ha reemplazado por leche en polvo y quesos importados.

En medio de este contexto de baja de 16 pesos por litro a los productores de leche nacionales por parte de la empresa Soprole-Prolesur, (Fonterra) el miércoles 14 de marzo, el presidente de Aproleche Osorno, Dieter Konow, entregó una carta en nombre de los agricultores locales a la embajadora de Nueva Zelanda en Chile, Jacqueline Cain, “manifestando nuestra preocupación por el negativo impacto que esto tendrá en la economía de las regiones sureñas”.

En la misiva, se abordaron aspectos como lo que denominaron “baja injustificada de precios por parte de Soprole-Prolesur”; el negativo impacto económico sobre las regiones de Los Ríos y Los Lagos; el desincentivo de la inversión, y el enorme aumento de las importaciones por parte de Fonterra, compañía que remplaza la producción nacional por leche importada.


Fuente fotos:
- Field days recinto Recinto A. Matthei /Marzo 14-15, 2018.
- El Mercurio, Marzo 17, 2018
- Diario Austral Osorno, Marzo 18, 2018

Compartir en Google Plus
DOMINGO SANCHEZ MENDOZA dijo...

Leí de leche importada, si mal no recuerdo existía protección arancelaria para ese mercado, ..¿cuando habrá sido derogado? cuando vamos a alcanzar el desarrollo que se pretende, si por un lado agobian al productor y le ponen mil trabas, con practicas poco decentes, dando beneplácito a las trans, por sobre lo nacional fabricando pobreza y miseria, el comunismo de la mano de capitalismo malo malo malo malo