Consorcio Lechero pide fiscalización nacional tras fallo de Salud contra bebidas vegetales

La organización destacó el trabajo realizado por la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Región de los Ríos y la resolución adoptada e hizo un llamado urgente para que la fiscalización se amplíe a todo el territorio nacional.

Consorcio Lechero, organización que reúne y articula la cadena láctea de Chile, celebró y catalogó como muy positiva la resolución del sumario emitida por la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Región de Los Ríos, sobre la fiscalización realizada a los supermercados de la zona, respecto de la comercialización de productos líquidos de origen vegetal que son vendidos erróneamente bajo la denominación de “leche”.

Robert Cussen, presidente de Consorcio Lechero, se mostró satisfecho con el resultado de la investigación e hizo un llamado a replicar la iniciativa a nivel nacional. “Espero sinceramente que este hito sirva de ejemplo y siente precedentes a nivel país para que las fiscalizaciones se amplíen y extiendan a todo el territorio nacional, ya que sabemos que se trata de una práctica generalizada”, enfatizó Cussen.

Asimismo, destacó la importancia que este tema tiene respecto de la información que se ofrece al consumidor. “Se debe dar certidumbre al consumidor respecto de los productos alimenticios de manera que no induzca a decisiones erróneas, sobretodo respecto de los productos lácteos por la importancia nutricional que estos alimentos aportan en la dieta de las personas”.

Según constata el documento, la autoridad regional decretó “infracción al Reglamento Sanitario de Los Alimentos por venta de alimentos falsificados de acuerdo a lo establecido en los artículos 100 y 102 del D.S. 97”, luego de una visita inspectiva realizada durante agosto de 2017 -mismo mes en que APROVAL A.G. realizara la denuncia sobre el tema- y aplicó una multa de 50 UTM a la supermercadista.

La infracción deriva de que el consultador de precios del supermercado señalaba el alimento vegetal de almendra como “Leche de Almendra” y la venta de alimento liquido de arroz como “Leche de Arroz”. Asimismo, la ubicación de las bebidas vegetales estaba respaldada bajo la lectura de un letrero que indicaba “leches cultivadas”.

El mismo documento indica la importancia alimenticia de la distinción entre productos que son leche y los que no lo son, dadas las barreras sanitarias mucho más exigentes que existen para los “productos lácteos” que para las “bebidas vegetales”, las que merecen marcar la diferencia entre ambas no sólo en su rotulación, sino también en su ubicación, impidiendo de la mejor manera la posible confusión por parte del consumidor.

El D.S. 977/96, que aprueba el “Reglamento Sanitario de Los Alimentos”, define expresamente qué es “leche”, al establecer en su Articulo 198 que “leche sin otra denominación, es el producto de la ordeña completa e ininterrumpida de vacas sanas, bien alimentadas y en reposo, exenta de calostro. Las leches de otros animales se denominarán según la especie de que proceden, como también 
los productos que de ella se deriven”.

Fuente:
Victor Hugo Duran
Compartir en Google Plus