Prolesur / Soprole se alzan como número 1 en fuga de proveedores de Leche

Economía y Negocios de El Mercurio reveló que con 26 millones de litros recepcionados menos entre las compañías controladas por la neozelandesa Fonterra entre septiembre 2017-febrero 2018, el panorama se ve oscuro para ambas, dado que desde la baja del precio registrada a partir de abril, han continuado el acelerado proceso de pérdida de leche nacional.

Un total de 26 millones de litros menos de recepción de leche registraron en el periodo septiembre 2017-febrero 2018 las plantas Prolesur/Soprole, de acuerdo al último reporte de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa, liderando con ello la caída de recepción láctea entre septiembre 2017-febrero 2018, en comparación al mismo periodo del año.

Según explica hoy una nota de Economía y Negocios de El Mercurio, la recepción de leche en plantas cayó 26 millones de litros, pasando desde los 1.208 millones de litros de septiembre 2016-febrero 2017, a los 1.182 millones de litros de septiembre 2017/febrero 2018, lo que equivale a una reducción de 2,2% de la recepción nacional total.

Pero mientras Prolesur/Soprole cayeron, absorbiendo casi íntegramente la caída de la producción nacional del periodo que reemplazaron con importaciones, Colun subió su compra de leche nacional desde 314 a 326 millones y Watts desde 164 a 169 millones.

Los otros descensos fueron Nestlé, dese 224 a 213 millones de litros y Valle Verde desde 43 a 40 millones, todos ellos lejos de las lapidarias cifras que muestran hoy las filiales de la neozelandesa Fonterra.

Y SE VIENE PEOR

El fenómeno vivido por Prolesur/Soprole entre septiembre 2017/febrero de 2018 se ha ido agudizando a pasos agigantados, ya que desde que se dio inicio a la “guerra de la leche” con la baja del precio a productor anunciada por la filial de Fonterra en marzo, ambas compañías han continuado perdiendo proveedores de manera muy acelerada. Es así como en marzo, Prolesur dejó de percibir los 12 millones de litros anuales que le proveía Uprolac. Luego, en abril, Futurolac retiró otros 10; Manuka una cifra similar; Bas 4 millones adicionales, Agrícola Lync 9 millones y Fröhlich 5 millones, a los que se suman 7 millones más a raíz de los cierres de las lecherías de Ilse Stolzenbach, Romeni, Grob y Villarroel, lo que da un total anual adicional de 81 millones de litros, a los que podrían agregarse otros 45 millones a partir de agosto de este año, con la salida de dos importantes proveedores más de la neozelandesa.


Compartir en Google Plus