Se viene formalización del Caso Terneros : Se reactiva la peor pesadilla de Manuka

Fuentes al interior de la empresa alertaron la recontratación de uno de los dos ejecutivos que habían sido desvinculados por las malas prácticas en los protocolos de sacrificios de terneros establecidos por el SAG, lo que dio origen en 2014 a un escándalo nacional e internacional por grave maltrato animal que afectó la reputación de Chile en materia agropecuaria y recibió una transversal condena.

Fundada en 2005, según describe su página web, Manuka enfrentará desde el 16 de mayo la reactivación de su peor crisis operacional desde que comenzó a operar en Chile bajo el eslogan “Excelencia Natural”.

Fue en enero de 2014 cuando reportajes de los canales TVN y 13 dieron cuenta de una irracional práctica de matanza de terneros machos mediante golpes de martillo en la cabeza, tras lo cual eran arrojados a fosas, muchos de ellos vivos.

La denuncia formal en la Fiscalía de Río Negro fue realizada por el diputado Fidel Espinoza, quien en sendas apariciones en medios e intervenciones en la Cámara de Diputados, alegó que se trataba de "un acto muy criminal por parte de quienes lo ejecutan, que son quienes dirigen dicha empresa. Aquí no solamente los animales muertos son las víctimas, sino que también son víctimas los trabajadores que sufren un grave daño sicológico porque tienen que cumplir las órdenes que se les imparten desde la gerencia". Hasta los gremios agrícolas y parlamentarios de todos los sectores apoyaron los dichos del PS y exigieron rigor a la Justicia para investigar una situación que dañaban gravemente la imagen internacional del país.

Si bien Fidel Espinoza había alertado los hechos en una sesión de la cámara Baja del mes de octubre de 2013, fue la recepción de videos tomados por los propios trabajadores de Manuka los que hicieron reventar la situación.

Fue entonces que la empresa de capitales neozelandeses trató de explicar que el sacrificio de terneros machos es una práctica regulada por estrictos protocolos del Servicio Agrícola y Ganadero, pero la abrumadora evidencia fílmica del gerente de Producción Zachary Ward golpeando con un martillo a terneros recién nacidos y el repudio nacional e internacional, le obligó 24 horas más tarde a reconocer y pedir perdón por tratar de tapar el sol con un dedo.

El gerente general de Manuka en aquella época, Juan Carlos Petersen, hoy gerente general de la neozelandesa Prolesur, anunció entonces que tras una investigación interna se había determinado la desvinculación de dos altos ejecutivos: el gerente de Producción de nacionalidad neozelandesa Zachary Ward y el también alto ejecutivo de origen chileno Gonzalo García.

La desvinculación y salida de ambos del país, sin embargo, evitó las inminentes formalizaciones de éstos, personas a los cuales los testigos citados en el caso aludían como responsables del incumplimiento de los protocolos de sacrificio. Eso hasta ahora, luego de que la fiscal a cargo del caso, Leyla Chahín, tomara conocimiento de que Gonzalo García fue recontratado por la misma Manuka, lo que llevó a la reactivación del caso en el cual se realizarán formalizaciones el 16 de mayo de 2018, tras permanecer más de tres años sin movimiento.

TRABAJO EN ENTREDICHO

En 2014, tras el reconocimiento del grave fallo en sus sistemas de control del bienestar animal y las denuncias de daño psicológico por parte de los trabajadores que comenzaron a negarse a practicar a las malas prácticas que les era exigido llevar a cabo por parte de sus superiores que luego fueron desvinculados, el diputado Fidel Espinoza destacó entonces que el hilo no se hubiera cortado por lo más delgado y valoró el inicio de un plan de donación de terneros machos, iniciativa que a cuatro años de su inicio, ha favorecido a más de 450 pequeños productores de la Agricultura Familiar Campesina, con un total de 3.600 terneros entregados. A esto se sumó luego el reconocido esfuerzo de la compañía al lanzar un inédito plan de capacitaciones que el Sence premió en 2016 como el mejor de la región de Los Lagos. Fue así, con esas acciones públicas concretas y el compromiso de cumplir la ley en materia de bienestar animal, como la empresa comenzó a recuperar la credibilidad seriamente dañada, zanjando además en 2014, por medio de un acuerdo extrajudicial, la denuncia de una ejecutiva que había denunciado acoso laboral y grabaciones ilegales en su contra desde el sistema de seguridad de la compañía.

La decisión de Manuka de reintegrar a Gonzalo García pone en entredicho la convicción de ésta compañía respecto de la gravedad de los hechos investigados por Chahín quien, además, investiga desde hace meses la ubicación del neozelandés Zachary Ward, luego de dar el año pasado con su paradero en Estados Unidos, donde se desempeña como gerente general de una compañía, Grassland, de propiedad de algunos de los mismos accionistas que son dueños de Manuka.

Es de esta manera como Manuka, luego de un difícil año por el tema de la fiebre Q, enfrentará la reapertura de su peor pesadilla desde que arribó a Chile.

Transcurridos cinco años, una investigación sin movimiento prescribe. A prácticamente cuatro años sin diligencias sobre el caso, lo que se deberá dilucidar en la audiencia de formalización es la existencia de eventuales nuevos antecedentes sobre el bullido caso o si se trató efectivamente de un movimiento para mantenerla vigente.

Compartir en Google Plus