Todo lo que debes saber sobre los implantes mamarios

El director científico de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, Dr. Stefan Danilla, desenmascara mitos y suposiciones en torno a las prótesis de silicona.

El aumento mamario está entre los procedimientos más recurrentes que se practican las mujeres y mantiene una tasa de crecimiento del 20% anual, siendo el segundo tratamiento con mayor demanda, según cifras de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica del 2017.

“Hoy las personas están buscando someterse a procedimientos con resultados más naturales. Actualmente, el volumen de prótesis mamarias que las pacientes prefieren es menor, siendo alrededor de los 280 cc. en promedio”, asegura el presidente de la SCCP, Dr. Claudio Thomas.

A pesar de la cantidad de aumentos mamarios realizados, existe una gran desinformación entre las personas. Por este motivo, el secretario general de la SCCP, Dr. Stefan Danilla, responde a las preguntas más típicas que las mujeres hacen respecto a esta intervención:

MITO 1: ¿Pueden los implantes reventarse en un viaje en avión?

Aunque no se les recomienda a los pacientes viajar durante 72 horas posteriores a una operación, en ciertos casos es mejor esperar más tiempo por las complicaciones que pueden ocurrir durante este periodo si es que la cicatrización no es la ideal. No es cierto que un implante mamario pueda explotar en un vuelo, ya que las prótesis no tienen aire en su interior. Esto es un mito urbano, aunque sí es importante informarse bien con el cirujano tratante, para tener claro cuáles son los plazos razonables para viajar y realizar los controles postoperatorios en forma adecuada.

MITO 2: ¿Es cierto que los implantes se rompen fácilmente?

Existen pruebas que demuestran que un implante mamario puede soportar una presión de peso mayor a 400 kg. Es muy difícil que los implantes mamarios se rompan por golpes, incluso por accidentes de tránsito de alto impacto. Cuando se rompe un implante en general es por un mecanismo inmune del propio cuerpo del paciente, la tasa de ruptura de éstos es del 10% en 10 años, es decir luego de 10 años de la cirugía, 1 de cada 10 mujeres tienen los implantes rotos.

MITO 3: ¿Es verdad que los implantes mamarios pueden afectar la lactancia?

La lactancia no se interfiere con la cirugía de aumento mamario. El implante se introduce en un plano más profundo que la glándula mamaria. Es decir, la probabilidad de daño, es casi cero.

MITO 4: ¿La sensibilidad de las mamas se ve afectada por los implantes?

Algunas pacientes experimentan aumento de la sensibilidad, otras disminución, la mayoría de las alteraciones se resuelven luego de unos 3 meses, aunque en algunos pacientes puede tomar hasta 2 años. Es muy raro que alguna paciente pierda sensibilidad permanente en la areola o el pezón.

ACERCA DE LA SOCIEDAD CHILENA DE CIRUGÍA PLÁSTICA

La Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP) es una institución médica, sin fines de lucro, que vela por la calidad de la formación, certificación y atención de los cirujanos plásticos, mediante su continuo perfeccionamiento para realizar diversos procedimientos y tratar complicaciones en pos del bienestar de la población. Creada en 1941, se conforma por 140 cirujanos plásticos pertenecientes a todo el país, reconocidos por el Colegio Médico de Chile. Todos acreditados y/o certificados en el país o en el extranjero, mediante la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (CONACEM), que homologa la formación de las universidades acreditadas. De esta forma, buscan que todos los pacientes puedan identificar y escoger a los profesionales más idóneos científicamente y éticamente calificados, al momento de decidir realizarse una cirugía reparadora o estética.


Fuente: Sofía Townsend

Compartir en Google Plus