Prácticas productivas de Manuka ¿Se ubican bajo los estándares neozelandeses?

- País Lobo continúa recibiendo nuevos antecedentes del “Caso Terneros”, el más importante evento de maltrato animal en la historia de Chile, el cual se reactivó luego de que Manuka determinara la recontratación de Gonzalo García uno de los ejecutivos que había sindicado como responsable de la matanza a martillazos de terneros machos en 2014. Fiscal Chahín confirmó que tomará nuevas declaraciones por los nuevos elementos que han ido surgiendo.

Un complejo escenario terminó de configurarse para Manuka esta semana, luego de que las aseveraciones del Ministerio de Salud realizadas por la ex ministra del ramo, Carmen Castillo, en relación a la práctica de “partos acelerados” y sobrecarga de placentas por alta concentración de nacimientos, fueran confirmadas por el ex trabajador Cristián Castro, quien aseveró que en 2017 las inducciones –abortos- aumentaron en relación al año anterior, lo que no está de acuerdo a los estándares neozelandeses, donde esta práctica se encuentra prohibida.

Los hechos se suman a la formalización del único imputado de la causa por matanza de terneros machos de lechería fuera de los Protocolos del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Gonzalo García, llevada a cabo el 16 de mayo de 2018 en Río Negro. Este profesional, tras ser apuntado en 2014 como responsable de los hechos por los cuales la empresa Manuka se considera a sí misma víctima, fue recontratado este año, hecho que fue definido por la fiscal de la causa, Leyla Chahín, como una conducta errática de la compañía.

El ex trabajador Cristián Castro, quien se dio a conocer como el “Caso 0” en la investigación de “fiebre q”, había indicado que en la última temporada de partos habían recibido instrucciones de “tirar las placentas en la pampita”.

Nota: Ex trabajador de Manuka y la investigación de fiebre Q

Para el diputado Fidel Espinoza, querellante en la causa, los hechos son gravísimos, ya que darían cuenta del incumplimiento de los compromisos de bienestar animal asumidos por la empresa en 2014, lo que se suma la inexplicable recontratación de los dos ejecutivos que esta misma sindicó como responsables del peor maltrato de animales en la historia de Chile, por lo cual solicitará dentro de los próximos días que se cite a declarar al director neozelandés Mark Thowshend, presidente del Comité de Producción del directorio de Manuka y presidente del directorio de Grasslands, empresa esta última que contrató los servicios del profesional Zach Ward, quien no ha podido ser formalizado por encontrarse aún fuera de Chile, y también a Cristián Swett, actual gerente de la compañía en Chile que contrató los servicios del único imputado, Gonzalo García. También en entrevista con País Lobo, la fiscal de la causa, Leyla Chahín, indicó que tanto García como Zach Ward abandonaron estratégicamente el país en 2014, pero el profesional chileno regresó. “Esperamos un tiempo para ver si sucedía lo mismo con el ciudadano neozelandés, pero como estaba corriendo el plazo decidimos formalizar a la persona que teníamos más a la mano que nunca, porque curiosamente esta persona volvió a trabajar con esta compañía”.

Nota: Formalizan a alto ejecutivo de empresa lechera por maltrato animal

La fiscal aseveró que Manuka no es víctima de esta causa y que los únicos que lo son, son los animales. “la empresa ha tenido una posición ambivalente en la causa, ya que la posición inicial en que declararon los ejecutivos de la época que además lo hicieron como imputados por la responsabilidad que podrían tener en los hechos. Luego, fue una sorpresa que esta persona cuya participación en los hechos está documentada, declarada y acreditada en la investigación y que además fue conocida por todo el mundo al interior de la empresa, sea recontratado por ésta (…) El destino de la causa para nosotros es un juicio en donde se pueda obtener una condena, ya sea por un juicio oral o abreviado. La idea además sería hacer un solo juicio y llevar a los dos imputados en esta causa –García y Ward- en conjunto”.

Fidel Espinoza aseveró que en 2014 Manuka no sólo se comprometió a no realizar más matanzas de terneros fuera de protocolo, ya que incluso se comprometió a suspenderlas y, además, llevar a cero en el corto plazo la inducción de abortos en las vacas para acelerar su ingreso a la producción de leche, práctica que el Ministerio de Salud denominó elegantemente “partos acelerados” durante la realización de la sesión de la Comisión de Agricultura que abordó la crisis de la “fiebre q” el año pasado, y que entonces era una de las tesis de investigación sobre una posible mutación de la bacteria que causa la enfermedad, llamada Coxiella Burnetti.

El parlamentario agregó que en la página web de ambas compañías se distingue claramente que el director y presidente del Comité de Producción de Manuka, es además presidente del directorio de Grasslands, por lo cual se configuraría el delito de obstrucción a la justicia, ya que Manuka había señalado desconocer el paradero de Ward.

Nota: Por malas prácticas Diputado Espinoza y ex trabajador emplazan a Manuka

El juicio del Caso Teneros se llevará a cabo en unos 45 días más, previo a lo cual se deberían desarrollar las diligencias anunciadas por la fiscal Chahín y, eventualmente si son acogidas, las que pedirá el diputado querellante en la causa, Fidel Espinoza.

Compartir en Google Plus