Apicultores de la Región exportan a Nueva York

La cuarta exportación a Estados Unidos, que abarcó cinco pallets con 3 mil 150 kilos de miel, concretó en mayo la Cooperativa Apícola Mieles del Sur. Un producto local que fue valorado por su sello nativo y que consideró mieles de ulmo, tiaca, tineo y multifloral nativa.

El Seremi de Agricultura, Juan Vicente Barrientos, valoró la materialización de este negocio que logra llegar a un mercado tan exigente como el norteamericano con un producto con valor agregado y que visibiliza sus atributos de origen.

“Gran parte de la miel que se exporta se envía a granel en tambores de 300 kilos, mezclando productos de distintos orígenes para cumplir con los volúmenes, hacerlo en un envase de 30 gramos, para consumidores más gourmet es un importante logro. Trabajos asociativos con el realizado por Mieles del Sur, son experiencia que como Ministerio de Agricultura queremos apoyar y replicar en la Región. De esta forma, fortaleceremos el desarrollo rural territorial y se logrará potenciar a los pequeños apicultores”, señaló la autoridad regional del agro.

No es la primera vez que esta cooperativa llega a mercados extranjeros con su producto, Aura Manríquez, presidenta y encargada comercial de Mieles del Sur, manifestó que a los despachos ya realizados a Arkansas y Nueva York, se suma uno anterior materializado a Hong Kong.

“Estamos orgullosos de exportar un producto local de la manera que se está haciendo, el interés surgió cuando nuestro comprador en Estados Unidos visitó la región y conoció la forma en que se produce y cosecha la miel en el sur de Chile, quedó encantado por sus atributos y origen botánico”, detalló.

Según las estadísticas del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de los últimos cinco años, los envíos de miel son fluctuantes en periocidad y volúmenes, destacando los despachos a granel y existiendo temporadas en que no se realiza comercialización al extranjero, por lo que la regularidad que muestra la Cooperativa Mieles del Sur desde 2015 abre un camino para los apicultores locales.

“Cosechamos una miel única y muy pura, características que son reconocidas en otros países, todo esto lo hacemos pequeños apicultores, que con esfuerzo logramos un producto sano y cuyo origen podemos rastrear hasta el predio del agricultor”, dice Harriet Eeles, presidenta de la cooperativa.

En efecto, los pequeños frascos de 30 gramos llevan rotulado el origen y comuna donde se obtuvo la miel, otros incluso una descripción sensorial del producto y detalla el nombre del productor que está exportando.

“A diferencia de las exportaciones de miel que se hacen en otras plantas del país, que exportan bidones de miel, la empresa Mieles del Sur exporta el producto en frascos que están listos para el consumo, en una bonita presentación. Este año, incluso, comenzaron a dar más valor agregado, incorporando a la miel polen, propóleo y jalea real a los productos que se despachan a Estados Unidos”, acotó Luis Alfredo Paredes Noack, director regional del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG.

Precisamente el SAG participa desde la inscripción de los apicultores en el Registro de Apicultores de Miel de Exportación (RAMEX) hasta la inscripción del establecimiento que procesa y envasa la miel, como establecimiento exportador, de forma de entregar las garantías a los terceros países del cumplimiento de los requisitos zoosanitarios.

Fuente: Daniela Asenjo Keim
Compartir en Google Plus