Más que mundial

Por Andrea Zondek, presidenta Fundación TACAL*

Partió el mundial de fútbol. No voy a negar que sintiera nostalgia al no ver a la selección entre los convocados y por no estar en “modo mundial” como en los últimos años.

Así, haciendo zapping, observé que de los canales de televisión abierta, hay uno que está apostando por otro deporte, como es el básquetbol y que dentro de algunos espacios deportivos, se nombró a más de un campeón paralímpico; pensé que las condiciones se están dando, no solo para mirar otros deportes, sino para hablar de inclusión también.

Los especialistas sostienen que el deporte es un aliciente para superar barreras, trabajar en equipo y colocarse metas. No hay que olvidar que ya en el 1800, en Europa, surgió el primer programa de deportes para personas ciegas y que como una consecuencia de la 2ª Guerra Mundial, comenzó a fomentarse el deporte adaptado para personas con discapacidad. Por eso no es de extrañar, que cada día más personas brillen en este ámbito.

Hay que recordar el gran desempeño de Cristian Valenzuela, atleta que logró la primera medalla de oro en Londres 2012 como deportista paralímpico. Los triunfos han continuado.

En mayo Katherine Wollermann, se subió al podio de la copa del Mundo de Canotaje Paralímpico que se celebró en Hungría. Este mes, se informaba que Alberto Abarza, destacado nadador, lograba cuatro medallas de oro en los Parapanamericanos realizados en Berlín.

Nicolás Bisquertt, considerado uno de los mejores exponentes del esquí, batió todos los récords nacionales y fue nominado Atleta del Mes por el Comité Paralímpico de América, luego de participar en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, Corea del Sur.

La inclusión se sigue permeando.

Hay otros ejemplos a destacar, y que van en el sentido correcto. Uno de ellos es la reciente inauguración de nuevas dependencias para la práctica de tenis en silla de ruedas, fútbol 7 y fútbol ciego en el Complejo del Estadio Nacional, el denominado CAR Paralímpico; y, por otro lado, el reconocimiento del sector privado al esfuerzo de estos deportistas de élite, como es el caso de KIA que acaba de dominar como embajadores de su marca a tres atletas paralímpicos, las tenistas Macarena Cabrillana y María Paz Díaz y del golfista Hernán García.

Como verán deportistas chilenos nos sigue dando satisfacciones. La inclusión avanza a pasos agigantados. La invitación es a seguir sumando y, a falta de mundial de fútbol, esperar cómo le irá a la selección paralímpica de fútbol 7 que participará en la Copa América 2018 que se disputará en octubre en Brasil… ojalá los canales de televisión y la prensa nos den más lecciones de inclusión y den la cabida que merecen a estos deportistas chilenos.
Compartir en Google Plus