U. de Chile es lapidaria: la leña no es viable como calefacción, aunque sea seca

El estudio de Intelis, estableció que "las medidas del Gobierno son un avance, sin embargo a mediano y largo plazo definitivamente la leña es un combustible inviable; a pesar de que sea leña seca, seguirá siendo el gran contaminante".

Seis ciudades chilenas se encuentran entre las 20 más contaminadas –entre ellas Osorno- de un total de 4.375 urbes latinoamericanas medidas por la Organización Mundial de la Salud, OMS, y si bien los publicitados Planes de Descontaminación Ambiental (PDA) han permitido algunos avances, lo cierto es que estos seguirán siendo insuficientes.

Un estudio desarrollado por el académico de la Universidad de Chile Jorge Miranda, del Centro de Investigación y Análisis de Carácter Académico, Intelis, estableció que "las medidas del Gobierno son un avance, sin embargo a mediano y largo plazo definitivamente la leña es un combustible inviable; a pesar de que sea leña seca, seguirá siendo el gran contaminante"

En la ruta energética presentada por el Ministerio de Energía, uno de los compromisos suscritos tiene que ver con la regulación de la leña como combustible, con el objetivo de descontaminar principalmente el sur del país.

La penetración de la leña desde Rancagua al sur del país supera al 70% de los hogares, siendo el principal combustible utilizado por el sector residencial.

A su vez, equivale a un 40% del consumo total de ese segmento en el país, según señala el estudio de la Universidad de Chile, todo lo cual se da en el marco de un mercado informal, en el que hasta el 90% de las transacciones no emite boleta, por lo tanto no pagan impuestos y ahí está parte de la razón por la cual resulta más barato que cualquier otra alternativa.

En ese mismo informe, se compararon los costos sociales que tendría sustituir la leña por otros combustibles, siendo el gas licuado y los pellets los más eficientes desde el punto de vista económico.

LO BARATO CUESTA CARO

La implementación de equipos con esta tecnología necesitaría de una inversión de US$ 1.172 y US$ 1.216, respectivamente, por hogar. Más atrás están el gas natural (US$ 1.331) y el kerosene (US$ 1.594). Este punto hace que los acérrimos defensores de la leña como LA alternativa para los hogares más desposeído hagan caso omiso del estudio “Análisis del Potencial Estratégico de la Leña en la Matriz Energética Chilena”, el cual estableció que el costo en salud asociado al uso de la leña en los hogares es cinco veces más que el costo del combustible…

Los pellets, producidos a partir de residuos del proceso de aserrío y remanufactura de la madera de pino, cuentan aún con una baja penetración, de hecho, según el estudio, solo el 0,19% de los hogares del país lo utilizan, centrándose estos en la Región del Biobío. En contraste, el gas tiene una penetración de hasta un 94%.

RESULTADOS CONCRETOS

En Temuco, que este año ha registrado 76 episodios, el alcalde Miguel Becker afirma que hay mucho que hacer aún, y propone "más subsidios para envolvente térmico y para todo el recambio de estufas que se ha estado haciendo". Como municipalidad han reducido la utilización de leña hace un par de años, cambiándola por pellets en los jardines infantiles y gas en los establecimientos educacionales, además de sumar eficiencia energética a las nuevas construcciones.

En Osorno, según el registro del Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire (Sinca), este 2017 se constataron 44 días en los cuales los niveles de polución superaron los 110 microgramos por metro cúbico de MP2,5, en cambio sólo se decretaron 8 emergencias y 15 preemergencias (23). De todas formas, la cantidad es menor a 2016, cuando la cantidad de días con alta contaminación sumaron 69, aunque sólo se decretaron 18 emergencias y 29 preemergencias, con una gran salvedad: 2016 fue un año muchísimo menos lluvioso que 2017 y 2018

En 2015, 6.000 personas murieron en Chile a causa de la contaminación del aire, según la ONG estadounidense Health Effects Institute (HEI), aunque el Estado, a través del Ministerio del Medioambiente, refutó que “sólo eran 3.000…”.

De acuerdo a la OMS, además de Osorno, las otras cinco urbes chilenas aparecen entre las primeras 20 donde sus habitantes respiran el aire envenenado que los mata son Coyhaique, Padre las Casas,Temuco, Andacollo y Rancagua.

Descontado Andacollo, cuya causa de contaminación es la actividad minera, el mínimo común denominador del sucio aire de las otras cinco es la leña. El ex ministro de Medioambiente, Marcelo Mena aseveró en 2012 a través de un estudio aplicado en la región Metropolitana que una estufa a leña contamina en un día lo mismo que 1.500 autos si se usa leña seca, y 12.000 autos si es leña húmeda, al tiempo que las estufas “ecológicas” que cumplen la norma 2012 equivalen a 375 autos. Todo esto, le hacía concluir que “la leña debería estar completamente prohibida… al menos en la capital de Chile”. ¿Y por qué en el resto no? Principalmente por costo y razones culturales.


Compartir en Google Plus