Programación, la herramienta que transforma el desarrollo social del país

Por Trinidad Lacámara, gerente de Ciudadanía Corporativa de Samsung Electronics Chile.

Este sábado 25 de agosto se conmemoró el día de la educación Técnico Profesional (TP); una alternativa de desarrollo que se imparte hace 76 años y siembra las bases del desarrollo social.

Este tipo de educación, que agrupa al 40% de la matrícula de alumnos de 3ero y 4to medio, ha permitido brindarles una alternativa de continuidad de estudios y profundizar conocimientos, trayendo como consecuencia la mejora de la oferta técnica y el fortalecimiento de las industrias.

Diversas fuentes indican que existe estrecha relación entre educación y trabajo, y que la formación TP promueve cambios que aseguran un escenario mejor. Hoy, con materias conducentes a títulos como contabilidad, electrónica o programación, miles de jóvenes tienen un mejor porvenir laboral y se emplean en sectores productivos de alta demanda.

Pese a que éstas especialidades han sido una buena forma de ingreso y permanencia en la vida laboral, deben renovarse y ajustarse a los cambios económicos del país.

No es sorpresa que las capacidades y habilidades valoradas sean distintas a las de hace 10 años, y no necesariamente lo que se imparte en liceos lo refleja. ¿Qué incluir en el aprendizaje Técnico-Profesional del siglo XXI? ¿Cómo preparar a los jóvenes para los oficios del mañana? O, dicho de otra manera: ¿dónde buscará la industria a los especialistas para responder a las necesidades del desarrollo económico del país?

La programación es una de las habilidades que más requerirá nuestra fuerza laboral al año 2025 y potenciará a varios sectores económicos del país. Pese a esto, sólo se ha incluido en algunos de establecimientos TP en Chile.

Al estudiar programación, los escolares desarrollan pensamiento crítico, aumentan su capacidad de resolución de problemas y se conectan con el mundo digital, a la vez que ganan la posibilidad de entrar a “las empresas del futuro”.

En Samsung, junto a Fundación País Digital, abogamos y somos partícipes de iniciativas que promueven la programación dentro de los colegios y que ya la han enseñado a más de 2.000 niños. Por esto sabemos que aumentando el número de establecimientos que la imparten, podremos dar una gran oportunidad a los alumnos de casi 950 liceos Técnico Profesional en Chile.

Al saber que la mitad de quienes ingresan a la educación superior optan por un Centro de Formación Técnico Profesional, la educación media TP representa un arma para mejorar la matriz productiva del país y una herramienta para fortalecer la de miles de jóvenes.

Conmemoremos este día con miras a aunar los esfuerzos para que, lo que enseñemos a nuestros jóvenes, represente para ellos una oportunidad real de crecer, un fortalecimiento de la industria y, finalmente, una contribución eficiente al desarrollo económico y social del país.

Fuente: Catalina Jofré

Compartir en Google Plus