Seremi de Salud de Los Lagos visitó el Hogar de Ancianos Santa María de Osorno

La Seremi de Salud de Los Lagos, Scarlet Molt, se mostró sorprendida por las excelentes condiciones en que habitan los adultos mayores residentes en este hogar dependiente de Fundación Las Rosas.

Una importante visita, realizó recientemente, la autoridad regional al Hogar de Ancianos Santa María de Osorno, ocasión en que fue acompañada por el Consejo Consultivo de Salud de la Unión Comunal de Adultos Mayores.

En la oportunidad la autoridad realizó un recorrido por todas las dependencias del recinto que en la actualidad alberga a un total de 70 adultos mayores provenientes de diversos lugares de la región.

El objetivo de dicha visita fue conocer las instalaciones y el funcionamiento del hogar que Fundación Las Rosas mantiene en la región y que es el más austral. Al termino de la visita, la Seremi de Salud, señaló que:
“Nos encontramos con un hogar que posee instalaciones de primera categoría para los adultos mayores, llamando la atención el compromiso, la dedicación y el profesionalismo con que todos los funcionarios de este establecimiento trabajan para entregar un trato digno y de calidad en los cuidados para nuestros adultos mayores”. 
Scarlett Molt agregó que espera que esta clase de hogares, con este nivel de instalaciones se mantengan y se puedan replicar muchas más en la región y nuestro país.

En tanto, la Directora Regional de Fundación Las Rosas y responsable del Hogar Santa María de Osorno, María Cristina Kneer destacó la importancia de la visita de la Seremi, señalando que contribuye a estrechar lazos con las autoridades que hoy lideran los servicios públicos que se encuentran directamente vinculados a la temática del adulto mayor.

En la oportunidad la Secretaria Regional, fue invitada a colocarse la pulsera de Fundación Las Rosas, como una forma de comprometerse con los adultos mayores que alberga esta organización, ante lo cual, la personera dijo estar disponible para apoyar las iniciativas que vayan en directo beneficio de quienes hoy viven en esta residencia osornina y cuyas necesidades son múltiples y donde siempre los recursos se vuelven escasos.



Fuente: Maricela Paola Urrea Manríquez