Impacto en el sector agro alimentario del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Argentina

Por Fredy Wompner, economista y Director del Instituto Humanismo Cristiano.

En Enero de 2019, el Senado chileno aprobó un acuerdo de libre comercio con Argentina, país que había hecho lo mismo a fines del 2018 en su Cámara de Diputados, y de esta manera se dio inicio a una nueva relación bilateral entre ambas naciones. Este TLC fue firmado en enero de 2018, con el objetivo de extender el Acuerdo de Complementariedad Económica (ACE) N°35 vigente desde 1996.

Este Tratado se enmarca en el acercamiento de los bloques de la Alianza del Pacífico y del Mercosur. Este hecho es fundamental para entender la importancia política que reviste este Tratado. En la reciente Cumbre de la Alianza del Pacífico realizada en Puerto Vallarta, México, en julio, se anunció un plan de acción para avanzar en la convergencia entre ambos bloques, la cual viene en negociación desde hace al menos un año. En ese sentido, el plan propuesto es el de generar una gran zona de libre comercio en América Latina. Este tratado bilateral avanza entonces en ese objetivo, ya que para realizar la convergencia se necesita que los países miembros firmen entre ellos TLC bilaterales, de acuerdo a las disposiciones de la Alianza del Pacífico.

Los beneficios del tratado se relacionan con mejorar el marco normativo existente en materia de comercio de servicios, medidas sanitarias y fitosanitarias, normas técnicas, entre otros. Asimismo, establece reglas nuevas para comercio electrónico, compras públicas, facilitación del comercio e incorpora por primera vez para la Argentina disposiciones sobre género, PYMEs, medio ambiente y temas laborales.

Desde el punto de vista más global, el tratado refuerza el vínculo estratégico existente entre ambos países. Actualmente, el flujo comercial entre ambos países es de unos 3.900 millones de dólares. En ese intercambio, Argentina es la más favorecida por la exportación anual a Chile de unos 3.000 millones de dólares, siendo el tercer destino para las ventas de las PYMEs al exterior, y un comprador importante de manufacturas industriales y agropecuarias nacionales (el 75% de los envíos al país trasandino), además de ser el quinto inversor extranjero en Argentina US$ 4.000 millones (2016), radicado principalmente en la industria manufacturera, comercio, transporte y minería. Ademas de que aquellos productos argentinos que se encuentren en puertos de Chile podrán tener una mayor agilidad en los trámites aduaneros para la exportación hacia China. De esta manera, se impulsará un comercio de cooperación entre los países para potenciar su comercio con países de Asia.

-------------------------------------------
¿Viste esta nota?↓
Mujeres: La cadena más vulnerable del eslabón migrante
https://www.paislobo.cl/2019/03/mujeres-la-cadena-mas-vulnerable-del.html
-------------------------------------------

Durante 2017, las exportaciones desde Chile hacia Argentina presentaron un crecimiento del 31% respecto del año anterior, siendo el único país de origen de las importaciones argentinas de gas natural, de salmones (enteros y en filetes) y de manzanas frescas. Además, Chile es el principal proveedor de Argentina de vino de uvas frescas, máquinas para sondeo o perforación de tierra o minerales, paltas frescas, pasta de tomates, bolas y artículos de hierro o acero para molinos, almendras sin cáscara, nitratos de potasio, kiwis frescos, nitrato de amonio, corcho aglomerado y manufacturas del material, dragas, papas preparadas o conservadas, junto con tubos y accesorios de tubería de polímeros de etileno. Destacan también las exportaciones de pomelos, pasta química de madera de coníferas y cloruro de potasio.

No obstante, lo anterior, durante 2018 Argentina enfrento una situación de “crisis cambiaria” en dónde el dólar experimentó fuertes alzas y el Banco Central tuvo importantes pérdidas de activos internacionales, deviniendo en alza de la inflación y mayor presión del ajuste fiscal. Ello, sumado a la coyuntura de una importante sequía, derivó en que las expectativas de crecimiento y desarrollo se redujeran. Aun así, con los vaivenes económicos, el mercado argentino continúa ofreciendo oportunidades para los bienes y servicios chilenos.

El área agro alimentaria representa una de estas grandes oportunidades al considerar la demanda insatisfecha del país vecino, producto de agro alimentos sin producción local o cuya producción no alcance para abastecer la demanda interna. En este sentido los productos chilenos son reconocidos en este mercado por su calidad diferenciada y mejor posición arancelaria. En particular, se identifican claras oportunidades en los siguientes productos: Frutos secos, Kiwis, Manzanas, Palta, Papas preparadas o conservadas, Preparaciones a base de extractos, esencias o concentrados, Pulpas de frutas y hortalizas, Salmón, entre otros.

Otro tipo de oportunidad la encontramos en la demanda en productos con mayor valor agregado y características diferenciadoras, en un contexto de consumidores más sofisticados y que también valoran alimentos que benefician a la salud. Puntualmente, se han detectado nichos a desarrollar en: Alimentos funcionales, Berries congelados, Productos gourmet o delicatesen, Snacks o refrigerios de frutas y hortalizas deshidratados, entre otros. En materia de bebidas, el pisco parece tener claras oportunidades en el mercado argentino, caracterizado por su vida nocturna y apertura a probar nuevas bebidas, junto con su característica actual de mayor consumidor de bebidas alcohólicas en la región.

Desde una posición más crítica, se puede señalar que los sectores más competitivos de ambos países son los que más se benefician, dejando de lado a los más pequeños o menos competitivos, que por el nivel de producción, les resulta difícil aprovechar las oportunidades de exportar al mercado argentino. Todo esto se mueve en la dirección contraria a la aplicación de salvaguardias (que era solicitada por los productores lácteos meses atrás) y obliga a los productores nacionales a volverse más competitivos, agregando mayor tecnología y diferenciando sus productos.



Información enviada a PL por: Fredy Wompner