Mitos y curiosidades del cerebro

Mitos y curiosidades del cerebro
El neurólogo de Clínica INDISA, Andrés Gallardo, explica las creencias más comunes sobre este órgano.

Una creencia popular es que utilizamos un porcentaje menor del cerebro. ¿Qué tan cierto es eso? Efectivamente, en un momento determinado, solo usamos una fracción menor de nuestras neuronas, asegura el especialista. Esta activación selectiva es la que nos permite funcionar adecuadamente, ya que se activa el área cerebral específica para realizar la función que queremos y no otra.

Desarrollar la capacidad de activación del cerebro en un 100% de manera simultánea es anormal y patológico, y en ningún caso algo deseable o que se recomienda.

Según el neurólogo de Clínica INDISA, Andrés Gallardo, otra de las creencias más frecuentes es que la cefalea es uno de los síntomas que permite diagnosticar a alguien hipertenso, lo que es totalmente falso. “La mayoría de las cefaleas son primero benignas, producto de algo tensional o que se dan en alguien genéticamente predispuesto para una migraña. Un porcentaje menor al 10% de las cefaleas corresponde a una causa secundaria o maligna, sin embargo, la hipertensión, como causa de dolor de cabeza, es algo muy inusual y solo ocurre en casos extremos, denominados urgencias hipertensivas”, afirma.

-------------------------------------------
Servimaq
⚠¿Viste esta nota?⬇
Agua potable en Osorno : "puede ser consumida sin producir riesgos para la salud humana"
https://www.paislobo.cl/2019/08/agua-potable-en-osorno-puede-ser.html
-------------------------------------------

El cerebro es un órgano que no duele, “aunque lo usamos para detectar el dolor en cualquier parte del cuerpo. Este recibe las señales y lanza una alerta que resulta ser una señal de dolor. Pero si bien esa es una de sus funciones, el cerebro no tiene receptores de dolor por sí mismo”, asegura el doctor Gallardo.

El profesional resalta que es fundamental para el cerebro tener una alimentación saludable y rica en vitaminas del complejo B, como frutas, verduras, cereales, legumbres, pescado o alimentos que contengan específicamente vitamina B 12. Estos participan en la formación y mantención de la mielina de las neuronas y sirven para la síntesis de la neurotransmisión, permitiendo que se comuniquen entre ellas para mandarnos señales a todo nuestro cuerpo.



Fuente de la información: Javiera Horta - Extend