Las nuevas caras de la infidelidad en Chile

Las nuevas caras de la infidelidad en Chile
Conclusiones reveladoras del libro "Y ahora qué hacemos", de los psicólogos Alejandra y Antonio Godoy, basadas en experiencias con parejas en terapia.

En Chile los hombres se muestran muy temerosos de las consecuencias que una infidelidad podría acarrearle a su relación. Y si ya ha ocurrido, los jóvenes, sobre todo, se sienten muy culpables: lloran arrepentidos y aseguran que nunca más volverá a suceder. Y mientras ellos están más dispuestos a dar vuelta la página y tienden a asumir mejor su responsabilidad, las mujeres perdonan cada vez menos a sus parejas.

Estas son algunas reveladoras conclusiones del libro “Y ahora qué hacemos”, preguntas y respuestas después de la infidelidad, de los psicólogos Alejandra y Antonio Godoy, reconocidos terapeutas de pareja y directores del Centro Ceppas, quienes a partir de su experiencia cuestionan los mitos relacionados con la infidelidad y sacan a la luz el contexto actual de la relación de pareja en el país.

“Hoy las exigencias impuestas a las relaciones son enormes, ya que suponen que la fidelidad, la satisfacción sexual, la comunicación íntima, la contención mutua y los proyectos en común deberían mantenerse durante décadas”, explican los autores en el libro.

A esto hay que agregar que han ido surgiendo distintas formas de ser infiel gracias al desarrollo tecnológico, con aplicaciones y sitios web que lo facilitan. Al mismo tiempo, hay nuevas voces que defienden el derecho a las relaciones libres y a los diferentes estilos de ser en pareja. Esto explica, en parte, que más del 70% de las personas van a ser infieles alguna vez, según las encuestas y estudios más recientes, que también sitúan a Chile liderando los rankings de infidelidad en América Latina.

Enfrentando mitos

Muchas creencias sobre este tema pueden generar rabia y frustración. Por esto, y con la finalidad de aportar antecedentes para que las personas tomen decisiones informadas, Alejandra y Antonio Godoy derriban en su libro una serie de mitos acerca de la infidelidad.

Algunos ejemplos: “una vez infiel, siempre infiel” (la inmensa mayoría son infieles una sola vez); “después de los 60 años ya nadie es infiel” (este grupo etario es el que ha aumentado más la infidelidad en los últimos años); y “la infidelidad no tiene remedio, nada vuelve a ser igual, la confianza no se recupera nunca más” (con terapia, 3 de 4 parejas no solo superan esta crisis, sino que su relación se torna más sana y satisfactoria que antes).

Además de enfrentar estos y otros mitos, en el libro se analizan casos verídicos y las distintas ideas o concepciones de infidelidad, y se entregan recomendaciones de qué hacer al momento de enterarse que la pareja ha sido infiel.

Cifras reveladoras

  • Más del 70% de las personas van a ser infieles alguna vez.
  • Solo un 15% de las parejas han sido fieles durante toda la vida.
  • Cerca del 70% de las parejas decide no separarse, aunque haya ocurrido una infidelidad.
  • Más del 90% de las parejas que trabajan juntos en terapia no solo tienden a superar esta crisis, sino que la relación resulta beneficiada.


10 mitos sobre la infidelidad

  • Una vez infiel, siempre infiel (la inmensa mayoría son infieles una sola vez).
  • Después de los 60 ya nadie es infiel (este es el grupo etario en que más ha aumentado la infidelidad en los últimos años).
  • Si no hubo sexo, no fue infidelidad (hoy se considera que la infidelidad emocional - sin sexo – es tan grave como la infidelidad sexual. Hoy se suele decir que basta con salir a cenar a escondidas con otr@ para ser catalogado de infiel).
  • Si no hubo amor, no tuvo ninguna importancia (Hoy la infidelidad solo sexual es imperdonable para muchos).
  • La infidelidad es inevitable porque está en nuestros genes Hay confusión entre la tendencia instintiva de búsqueda de variedad sexual y el mandato cultural de monogamia. La fidelidad es una la decisión voluntaria y – ética).
  • Si me fue infiel significa que ya no me ama y que no le importa mi sufrimiento (la mayoría de los infieles aman a su pareja y no pretenden dañar al otro).
  • Si todo está bien entre nosotros, no habrá nunca una infidelidad (es imposible prevenir que ocurra alguna infidelidad, aunque todo esté bien).
  • Si me “caga” se acaba todo. Ni perdón ni olvido. Debe pagar lo que hizo, lo que justifica una separación (la mayoría de las parejas no se separan por una infidelidad. En estos casos el ego pesa más que la razón).
  • La infidelidad no tiene remedio, nada vuelve a ser igual, la confianza no se recupera nunca más, las parejas que siguen juntas lo hacen solo por los niños (con terapia, 3 de 4 parejas no solo superan esta crisis, sino que su relación es más sana y satisfactoria que antes).
  • Detrás de una infidelidad siempre hay problemas en la cama o en la relación (aunque todo esté bien en la relación, puede ocurrir alguna infidelidad. Lo que se busca es novedad y emociones intensas más que puro sexo o cambiar de pareja).


Definiendo el concepto de infidelidad

No existe una definición universalmente acordada de qué constituye infidelidad. Se califican como infieles conductas como mirar, coquetear, mantener conversaciones íntimas o amistades platónicas, tener fantasías románticas o sexuales, salir a cenar, besarse, ver pornografía, tener sexo virtual, casual (“touch and go”) o con prostitut@s, entre muchas otras.

Y al no haber una definición precisa que sea aceptada por ambos sin reparos, cada cual interpretará la situación según sus expectativas y, probablemente, uno de ellos será más estricto que el otro.

Por esto, los hermanos Alejandra y Antonio Godoy ofrecen una posible definición del concepto de infidelidad en su libro. Para ellos, la infidelidad en una conducta concreta –no miradas ni pensamientos- que fue llevada a cabo de manera unilateral y sin consentimiento de la pareja, que le fue ocultada a esta y cuyo objetivo último era seducir para conseguir algo específico que iba más allá de un simple coqueteo. El criterio del ocultamiento, dicen, es especialmente importante.

Sobre los autores

Alejandra Godoy Haeberle, Doctorada en Psicología Clínica, una de las primeras doctoras en Psicología Clínica de Chile, de la Frei Universität Berlin – Alemania, con la especialidad de Terapia de Pareja y Sexualidad. Psicóloga Clínica de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Antonio Godoy Psicólogo Clínico Universidad Andrés Bello, Especialista acreditado en Terapia de Pareja (ITF), Sexólogo, D.E.A. Universidad Pontificia Comillas, Madrid.



Fuente de la información: Mariana Silva - Periodista y Magíster en Comunicación Corporativa