Carne bovina de Osorno busca su propio Sello de Origen


El Programa de Capacitación y Valorización de Productos Agropecuarios de la Región de Los Lagos  arrojó resultados sobre los hábitos de consumo y atributos de importancia a la hora de comprar carne bovina por parte de los consumidores.

El Programa - que es financiado por el Gobierno Regional de Los Lagos y ejecutado por la Seremi de Agricultura, a través de INIA - ejecutó una medición que se realizó a 673 consumidores de Chile, de las cuales 400 fueron de forma presencial y 273 de manera online en distintas ciudades del país.

Entre las conclusiones más relevantes del estudio, se estableció que el precio y disponibilidad de carne en los supermercados sigue siendo uno de los parámetros más importantes para el consumidor. Sin embargo, existe un segmento de consumidores Osorno como una marca importante de calidad de carne
que prefiere la carne nacional proveniente de animales alimentados a pradera y que, además, asocia a

Lo anterior, se suma a un estudio histórico que entrega pruebas documentales y avala que la forma de producir de la ganadería regional es distintiva y propia del territorio, mediciones realizadas por investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) que dan cuenta de que la carne que se vende en esta zona de producción es de distinta calidad a la de los territorios limítrofes. Con todo ello se espera configurar las pruebas que concedan un sello de origen para el “Novillo de Osorno” 

El Seremi de Agricultura Juan Vicente Barrientos manifestó que “como Ministerio de Agricultura estamos orgullosos de sacar adelante un proyecto que coloca en valor un producto local, que es único y con identidad, porque finalmente lo que estamos haciendo es reconocer la importante contribución de la ganadería regional y la gente que trabaja en ella”. El intendente Harry Jürgensen, en tanto, señaló que “es una gran noticia que podamos entregarle a la región estos estudios que valorizan la carne como un producto típico y de alta calidad. Sin duda, la obtención de un sello de origen será una importante herramienta para el sector productivo al que queremos apoyar, porque reconocemos a la ganadería local como una actividad relevante para la economía de la región, que da empleos y nos entrega un producto de alto estándar”.

Por su parte, el investigador de INIA y jefe del programa de Valorización de Productos Agropecuarios, Rodrigo Morales, detalla que “los estudios dan cuenta que nuestra carne tiene un mejor contenido de ácidos grasos polisaturados, Omega 3 y Omega 6 respecto a lo que se produce en la Región de La Araucanía, es decir destaca por componentes más saludables, además, tiene mayor cantidad de grasa infiltrada que la producida en Aysén, lo otorga una mejor experiencia de sabor”.

Mediciones que se presentarán ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) para solicitar la denominación de origen. A lo que se suma un trabajo con el sector productivo, con quien se elaboró el reglamento que delimitará la manera en que se usará el sello de ser concedido por INAPI.


Los consumidores compran carne mayoritariamente en supermercados envasada al vacío. Existe un grupo que aún compra en carnicerías tradicionales (28,7%)



Los consumidores a veces compran carne nacional y a veces carne importada (48,4%). Un 30,2% de los consumidores prefiere comprar sólo carne nacional.



Los consumidores prefieren carne proveniente de animales alimentados a pradera y a bajo precio.



Un 27,2% de los consumidores ha oído hablar del novillo de Osorno y un 28,1% lo asocia a un tipo de carne



Fuente de la información: Daniela Asenjo