¿Mito o realidad? La leche sin lactosa no existe

 La leche sin lactosa no existe
La nutricionista María Ignacia Von Jentschyk, explica que a los productos "sin lactosa" se le agrega lactasa, enzima encargada de disolver la lactosa, el azúcar los lácteos.

La mitad de la población adulta es intolerante a la lactosa, y si bien no existen estudios que indiquen que los chilenos tienen prevalencia a sufrir esta condición, el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), estima que un 50% de las personas de nuestro país la padece.

Según el organismo, los más afectados serían los jóvenes entre 10 y 18 años, donde un 42,2% es intolerante a la lactosa.

Entre los principales síntomas están los dolores abdominales, flatulencia y diarrea ¿pero qué produce la llamada intolerancia a la lactosa?

Según explica María Ignacia Von Jentschyk, nutricionista de Vilay, marca chilena líder en el mercado de bebidas vegetales, este malestar se produce por una baja acción de la lactasa, la enzima que está presente en el intestino delgado y que permite digerir por completo la lactosa, es decir, el azúcar presente en los lácteos y derivados.

La leche sin lactosa no existe

Pese a que parte de la población ha adaptado su dieta a consumir alimentos “sin lactosa”, gran parte desconoce que la leche sin lactosa no existe. Y es que la historia es un poco más compleja: la realidad es que sí tienen lactosa. A los productos “sin lactosa” se les agrega lactasa, es decir, la enzima encargada de disolver la lactosa, que es el azúcar de los lácteos.

“Afortunadamente la industria de los alimentos se ha adaptado a la creciente población con esta condición y hoy existen distintas alternativas que permiten tratarla fácilmente” explica la nutricionista de Vilay y aclara que “es importante entender que cuando vemos leches etiquetadas “sin lactosa”, no es que no tenga lactosa, sino que le añaden la enzima lactasa, que permite digerir la lactosa y no presentar los molestos síntomas”.

Estas son algunas de las recomendaciones de alternativas a consumir si es intolerante a la lactosa


  • Definir el grado de intolerancia y de esta manera ajustar cantidad y tipo de lácteos a consumir.
  • Consumir bebidas vegetales es una buena opción para dejar de tener estos molestos síntomas. Existe una gran variedad de bebidas, con diferentes variedades como las bebidas de arroz, almendras o coco que aportan diferentes nutrientes para el organismo.


“La oferta de bebidas vegetales ha crecido y se ha consolidado en el mercado y esto se debe principalmente a que estas cuentan con una gran variedad de nutrientes necesarios para llevar una dieta equilibrada, es decir, saludable. Es fundamental también poder elegir aquellas fortificadas como Vilay que poseen Calcio, Zinc y Vitaminas A, D , E y B12”, explica.



Fuente de la información: Dominique Kraljevic - e-press