Rusia adquiere licencia de la ULagos para elaborar fertilizantes orgánicos

Krsanadar, feria de Rusia en temas agrícolas
La dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica logró impulsar este conocimiento de un producto basado en algas, lejos de las fronteras.

Todo el auge que han tenido los productos orgánicos tanto en Chile como en el mundo seguramente fue uno de los factores que interesó a la empresa rusa Biochemtech- Biochemical Technologies Ltda. que se dedica a producir abonos orgánicos en general para especies ornamentales y agrícolas, adquirir la licencia de la tecnología que un equipo de la Universidad de Los Lagos creó hace algunos años y que responde a un fertilizante orgánico a base de algas verdes (Ulva rígida) y algas parduscas (Macrocystis pyrifera).

Se trata de un trabajo liderado por la académica de la ULagos, investigadora Dra. Lucía de la Fuente respecto de un fertilizante a base de algas que logra transferir ciertas propiedades a las plantas y que ha sido probado en hortalizas y en cultivos hidropónicos con muy buenos resultados.

La Dra. Lucía de la Fuente junto a su equipo lograron patentar hace algunos años esta tecnología, que a través de medios tecnológicos, internet y ferias lograron mostrar los beneficios que el producto tiene para los cultivos y mantención de hortalizas en la industria agrícola, orgánica, huertas caseras y/o urbanas, industria forestal y árboles frutales.

Así fue como esta empresa rusa se enteró y quiso la licencia para la utilización de esta tecnología en su país. “Nosotros no tenemos patentado este producto en Rusia, está patentado en 3 países de Europa y en Chile, sin embargo, nosotros le licenciamos el know how, lo que significa que le dimos la licencia para que ellos puedan localmente producir este fertilizante con algas de allá”, explica la directora del Innovación y Transferencia Tecnológica de la ULagos, Paola Ballerino.

“Una licencia significa que tu les das el permiso a alguien para que pueda explotar una cierta tecnología. Si bien se hacen a través de la patente, en este caso como no está patentado para el territorio de la República Rusa, se puede explotar el know how, a quienes le pasamos bajo secreto industrial la “receta” de este producto para que ellos localmente puedan producirlo y venderlo solo en el territorio ruso”, agrega Ballerino.

Para la Universidad otorgar esta licencia es de gran relevancia por cuanto se trata de una tecnología desarrollada al interior de este plantel universitario el que ahora está siendo utilizada en un territorio muy lejano. Otro factor positivo es que además existe un royalty de por medio, porque -como lo indicó Ballerino- cada vez que ellos (rusos) vendan los productos que elaboren a base de este fertilizante, deberán cancelar un porcentaje a la Universidad por estar utilizando este conocimiento.

Rusia adquiere licencia de la ULagos para elaborar fertilizantes orgánicos

El licenciamiento de esta tecnología emanada de la Universidad de Los Lagos, se extenderá durante 5 años y puede ser prorrogable si ambas instituciones están de acuerdo.

Actualmente la Universidad cuenta con un portafolio de 11 tecnologías publicadas en la página web institucional que se difunden a través de diferentes soportes en Chile y el mundo y que abarcan distintos productos y orientaciones.

Beneficios y ventajas del fertilizante


  • Mejor germinación de la semilla
  • Aumento en el desarrollo de la raíz
  • Estabilización de la planta más rápida y uniforme
  • Aumento en la absorción y aprovechamiento de nutrientes
  • Mejoras en la composición de los tejidos
  • Mayor resistencia a heladas y sequías
  • Mayor resistencia y más rápida recuperación frente a enfermedades y plagas (por hongos e insectos)
  • Mayor vida útil durante el almacenamiento


Fuente de la información: Loreto Ivonne Bustos Novoa - Comunicaciones Estratégicas