Investigaciones buscan mejorar aspectos de la nutrición de vacas lecheras


Dos importantes proyectos que permitirán hacer más eficiente la alimentación y nutrición de los planteles lecheros de la zona sur de Chile, está ejecutando el Centro Regional de Investigación INIA Remehue. Así lo dio a conocer el Director Regional de la institución, Sergio Iraira, quien destacó la labor de las investigadoras Camila Muñoz y Natalie Urrutia.

A través de la generación de ecuaciones de predicción del contenido de energía metabolizable de praderas y dietas mixtas y la evaluación de raciones que incluyan aditivos con acetato para mejorar el rendimiento productivo y el contenido sólidos, sin afectar la salud y bienestar de los animales.



El directivo señaló que “como parte de un proyecto financiado por el INIA gracias a un concurso interno de investigación denominado Núcleos de I+D 2018, la investigadora de INIA Remehue, Camila Muñoz, está trabajando en la generación de ecuaciones de predicción del contenido de energía metabolizable de praderas y dietas mixtas para vacas lecheras del sur de Chile”.

Durante el primer año de ejecución se desarrolló una unidad experimental en INIA Remehue con 4 períodos (abril, junio, octubre y diciembre de 2019) en el que se evaluaron los resultados de análisis químico de praderas en distintas épocas del año. Adicionalmente, se ingresaron a laboratorio muestras de dietas mezcladas de ensayos previos en los que se determinó energía metabolizable in vivo para análisis químico.

Con esta información se busca implementar la predicción de energía metabolizable para dietas mezcladas (TMR) y alcanzar los objetivos planteados para esta iniciativa.

Además, informó que actualmente la investigadora Natalie Urrutia está liderando la ejecución de un proyecto Fondecyt de Iniciación (N°11181211, 2018-2021) que tiene por objetivo investigar la respuesta productiva y mecanismos asociadas con la provisión de acetato en el rumen, considerando interacciones con la fermentabilidad de la dieta basal y con la etapa de lactancia.

La Dra. Urrutia estima que por el gran potencial bioactivo del acetato en la regulación de lactancia, y por los antecedentes existentes, resulta pertinente dar un paso más allá e investigar si a través del acetato podríamos generar cambios significativos en el rendimiento productivo de nuestras vacas lecheras, sin afectar su salud y bienestar. La idea es determinar, en el largo plazo, si resulta eficiente desde el punto de vista económico, suplementar a vacas lactantes con aditivos en base a acetato, en etapas específicas de la lactancia, ya sea para promover la movilización de nutrientes o para aumentar la producción de leche y sólidos de la leche como grasa y proteína.

“Al término del proyecto, en el que además colaboran la Dra. Camila Muñoz de INIA Remehue y el Dr. Emilio Ungerfeld de INIA Carillanca, sabremos si la respuesta al acetato en la producción de leche y el redireccionamiento de nutrientes se afectan según la fermentabilidad de la dieta basal y la etapa de lactancia; y si los receptores sensores de nutrientes están involucrados en estas respuestas. La importancia de determinar el involucramiento de estos receptores radica en que se podrían modular farmacológicamente con moléculas distintas al acetato”, afirmó Natalie Urrutia.


Fuente de la información: Luis Opazo - INIA Remehue