Municipalidad renovó patentes de alcoholes a contribuyentes fallecidos

 Municipalidad renovó patentes de alcoholes a contribuyentes fallecidos
Una auditoría realizada en 2019 determinó diversas irregularidades en la entrega de permisos. Por lo anterior, la Contraloría instruyó la ejecución de un sumario que aclare las observaciones.

La Municipalidad de Molina renovó y cobró patentes de alcoholes a 25 contribuyentes fallecidos y además entregó un permiso a una sociedad representada por una de las abogadas en la Dirección de Asesoría Jurídica de la municipalidad.

Estos y otros hallazgos fueron detectados en el informe 924/2019, que realizó la Contraloría Regional del Maule a la Municipalidad de Molina, entre julio de 2018 y junio de 2019.



En un plazo máximo de 60 días, el municipio deberá acreditar que la renovación que esos permisos se ajustan a la normativa. Además, en 30 días hábiles tendrá que certificar que la funcionaria municipal ya no representa a la empresa cuestionada, así como el traspaso de sus acciones.

Durante las visitas de terreno la Contraloría también encontró otras irregularidades, tales como que en un Minimercado se destinaba un espacio superior al 10% del local a la venta de bebidas alcohólicas; en otro local no estaba visiblemente claro el letrero “Expendio de bebidas alcohólicas”, y dos negocios estaban funcionando con RUT y razón social diferentes a las consignadas en las boletas de ventas y servicios. Por estos temas, el municipio deberá instruir fiscalizaciones para que se cumpla con la normativa que rige sobre estas materias.

Manejo de cuentas

Durante la auditoría también se encontraron observaciones sobre el manejo de las cuentas corrientes y el análisis de las conciliaciones bancarias. Por esta razón el municipio deberá instruir un sumario y remitir a la Contraloría una copia del decreto que lo ordena, en un plazo de 15 días hábiles.

Respecto de las conciliaciones bancarias al 30 de junio de 2019, el servicio tendrá que regularizar los cheques caducados por un total $7.043.375. Asimismo, deberá explicar la existencia de los 12 documentos bancarios cobrados, que aparecían en la nómina de los cheques girados y no cobrados, por $9.022.745.

Fuente de la información: Controlaría General de la República