Crisis de agua potable en el balneario de Maicolpué

Crisis de agua potable en Maicolpué
El pasado fin de semana en el balneario de Maicolpué, en la comuna de San Juan de la Costa, el sistema APR -Agua Potable Rural-, no dio abasto ante la demanda, y durante largas horas, la gran parte de la población residente y visitantes no contaron con el suministro.

Conversamos con Arturo Cárdenas Delgado, presidente del Comité de Agua Potable, quien junto a Adolfo Vargas -tesorero del Comité, se mostraron preocupados, ante el próximo fin de semana, cuando se realice el Festival Internacional de los Pueblos Originarios, con la llegada de turistas y visitantes que puede alcanzar las 4.000 personas.

No es la primera vez que el Comité está bajo cuestionamiento por reiterados cortes, en su gran mayoría durante los meses estivales. Pero para entender la problemática, hay que recordar que el Comité de Agua Potable se constituyó en abril de 1995 con la presencia de 44 socios y unos 400 arranques; en la actualidad los requerimientos de suministro bordean los 900 puntos.





¿Que pasó el fin de semana?

El fin de semana dejó ver nuevamente las falencias, lo frágil de un sistema mal entendido en su funcionamiento por la mayoría de los usuarios.

Revisemos lo ocurrido. El sábado 8 de febrero alrededor de las 23:30 horas se produjo una baja de voltaje en el sector de Maicolpué -al parecer por un exceso de consumo-, la baja en el suministro eléctrico significó que las bombas del sistema de agua potable dejaran de funcionar, las que volvieron pasada la medianoche, en esos momentos el estanque de 100 mil litros se había vaciado, y los cuatro de respaldo -5 mil litros-, estaban en la misma condición, debido al alto consumo.

El sistema a su máxima capacidad demora unas 4 a 5 horas, para volver a llenar los estanques, considerando para eso que el consumo en ese período sea mínimo, lo que en esta ocasión no fue así, por lo que el poco caudal capturado fue consumido en las primeras horas de la mañana del domingo, duchas, desayunos y demases, hicieron desaparecer lo poco acumulado.

Don Arturo, nos explica que por momentos se privilegian algunos puntos, como el boulevard donde se encuentran los restaurantes y servicios públicos básicos, para luego ir normalizando el servicio. Don Arturo reconoce la falta de un generador, sin embargo su alto costo -que bordearía los 80 millones de pesos-, lo hace por el momento inalcanzable, aun más cuando la gran mayoría de los socios solo cancela sus gastos en los meses estivales, generando pérdidas y deudas constantes.

Por su parte Don Adolfo, nos precisa que los alrededor de 860 beneficiarios del sistema tiene un pago fijo de 3.500 pesos, más 350 pesos por cada metro cúbico [1.000 litros]. Lo que debiera cubrir los gastos operacionales, como electricidad -que puede llegar a 1,5 millones mensuales-, sueldos del personal, la cloración y gastos varios.

Tras analizar junto al equipo asesor, y ante un escenario nada alentador, se habría determinado implementar el corte del suministro de agua potable a los socios que no paguen durante 3 meses su servicio, y el retiro del arranque tras 6 meses.

Arturo Cárdenas, reconoce haber realizado amplias gestiones con diversas autoridades para encontrar una solución a la problemática que los afecta, es por ello que se reunirán entre otros, con el alcalde de la comuna, Bernardo Candia.


Fuente de la información: Christian Lobo