Buró de crédito: ¿amigo o enemigo?

Buró de crédito: ¿amigo o enemigo?
Muchas personas se han visto alguna vez en sus vidas en la necesidad de solicitar financiamiento. En muchos casos, las noticias son positivas y en otras, una mala calificación ó un bajo puntaje de crédito, asignado por un buró de crédito, ha evitado la asignación de dichos recursos. Esto lleva a la siguiente pregunta: ¿Es el buró de crédito amigo o enemigo?

Es importante recordar que al momento de solicitar un financiamiento, las instituciones financieras evalúan el puntaje de crédito con el fin de determinar si el solicitante posee una adecuada capacidad de pago para poder asumir dicha deuda.

Es así que, más que pensar si es un amigo o un enemigo, debes entender un poco más qué es y cómo funciona, y es lo que se explicará a continuación.

¿Qué es el buró de crédito?

“Estar en Buró de Crédito, como muchos temen, en realidad no es negativo, incluso puede ser de ayuda mientras sepas que tu puntaje o score crediticio es alto, lo que significa que eres un buen pagador de tus créditos”, dice Luis Madrigal, director de la institución financiera coru.com

Un buró de crédito no es más que una institución privada que se encarga de recaudar y registrar información de los bancos y entidades financieras.

Con esta data el buró de crédito analiza el respectivo reporte de crédito del solicitante lo cual permite construir un historial de crédito en donde se visualiza el crédito que adquieren las personas, sus pagos y sus deudas. Y es esta data lo que les permite calcular el puntaje de crédito de un negocio, el cual es indicador de su solvencia financiera.

¿Por qué es tan importante el Buró de Crédito?

Su principal importancia tiene que ver con la posibilidad de que te otorguen o no un financiamiento, pues las instituciones financieras evaluarán el reporte crediticio antes de tomar una decisión. De hecho, un 55% de las personas en Chile no puede acceder a créditos por falta de historial financiero, según CNN Chile y es justamente de este punto del que se encarga un buró de crédito.

Actualmente en Chile operan los siguiente Burós de Crédito:

  1. Equifax/Dicom 
  2. SinacofiI 
  3. SIISA 
  4. Transunion 
Estas cuatro empresas han suscrito acuerdos de distribución con El Boletín Comercial, el cual es un banco de datos de información económica, financiera, bancaria o comercial, administrado por la Cámara de Comercio de Santiago A.G. (CCS).

Gracias a esta data que se recopila de las distintas instituciones financieras, proveedores y otras fuentes, los buró de crédito pueden elaborar los reportes de crédito y así calcular el puntaje de crédito de un negocio.

¿Qué es el puntaje de crédito?

El puntaje de crédito es uno de los tantos requisitos necesarios para pedir un préstamo, y es calculado a través del análisis de los datos de pago del solicitante así como la forma en que utiliza su línea de crédito. Su valor puede ir desde 300 hasta 850.

A mayor puntaje de crédito, más fácil y rápida será la aprobación del préstamo a una menor tasa de interés. Sin embargo, los requisitos mínimos pueden variar según el prestamista.

Otro punto importante que señala Luis Madrigal es el siguiente:
“No aparecer en buró tampoco es muy recomendable, porque permaneces como un desconocido para los bancos y las entidades financieras. La mejor manera de estar bien con el buró es mantener un historial crediticio positivo, es decir, sacar un crédito, ya sea tarjeta de crédito, autofinanciamiento o hipoteca, y pagar completo a tiempo”.

5 consejos para manejar correctamente las finanzas y deudas adquiridas


  1. Separa tus finanzas personales de las de tu negocio.
  2. Revisa tu crédito regularmente.
  3. Paga siempre las deudas con intereses más elevados.
  4. Disminuye plazos de pago y no cuotas.
  5. Elabora un presupuesto.

De esta manera se puede concluir que un buró de crédito será un aliado clave a la hora de solicitar cualquier préstamo financiero, pues el puntaje de crédito que se asigne será determinante al acudir a cualquier institución financiera. La clave siempre será un manejo adecuado de las finanzas personales y las del negocio.



Fuente de la información: Y. Lobo