La ilegalidad de Israel

Pedro Díaz Polanco, Director de la Escuela de Administración Pública de la Universidad Austral de Chile.
Por Pedro Díaz Polanco, Director de la Escuela de Administración Pública de la Universidad Austral de Chile.

Se suele señalar que el derecho internacional es la piedra angular sobre la que se sostiene la estructura del sistema internacional, por lo que su violación -en esencia- podría llegar a configurar una amenaza a la paz. En ese contexto, los Estados que se proclaman democráticos deben ser los principales promotores del sistema. Sin embargo, hay un Estado que -declarándose una democracia- sistemáticamente y sin repararos transgrede el derecho internacional, el derecho internacional humanitario, los derechos humanos y las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas; el Estado de Israel.

Como ejemplo, y a partir del 1 de julio y con el aval del gobierno de Trump- la Administración de Netanyahu pretende anexarse un 30% de Cisjordania y del Valle del Jordán, buscando extender de facto -y como potencia ocupante- una soberanía que no tiene y que el derecho internacional no le reconoce, configurándose la ambición de judaizar el territorio palestino no sólo como una medida ilegal, sino también como una amenaza a la paz que impide la materialización de la solución de dos Estados soberanos.





Comunicado de Prensa / Fuente: Gabriela Quintana Rüedlinger . Universidad Austral de Chile