Calidad de la leche mejora en forma sostenida

Calidad de la Leche
Así lo ratifica el Informe del Consorcio Lechero, que revela avances logrados por el sector.

El documento “Sector Lácteo: Producción y calidad de leche procesada en Chile” forma parte de los Indicadores Sectoriales 2019, publicación del Consorcio Lechero que desde 2014 recopila y analiza la información productiva nacional, bajo la coordinación del profesional René Anrique.

Estos indicadores sectoriales analizan los datos de producción por región y comuna, número de proveedores de las industrias, indicadores de calidad como sólidos lácteos (grasa y proteína), Recuento de células Somáticas (RCS), Unidad formadoras e colonia (UFC) y el avance en los programas de erradicación de brucelosis, tuberculosis, leucosis y PABCO, de modo de ir avanzando en las metas propuestas por el sector, a través del monitoreo a la información de 14 empresas procesadoras lácteas nacionales, que representan casi el 95% de la recepción nacional de leche según el catastro reportado por ODEPA y el INE.

Sólidos

Uno de los datos más reveladores de este monitoreo se observa a nivel de los componentes sólidos de leche con valoración comercial por parte de la industria láctea, indicador que muestra el contenido de grasa y proteína, y que ha registrado un aumento sostenido en la producción nacional.

La meta propuesta por el Consorcio Lechero al 2020 era de una suma de sólidos de 7,6%, al 2019 y de acuerdo al informe, se logró un porcentaje de 7,66% de sólidos lácteos medidos en peso/volumen a nivel país, lo que significa un aumento notable pensando que la medición del 2012 arrojaba un porcentaje de 7,36%.

En la zona sur (La Araucanía a Los Lagos), este porcentaje de sólidos alcanzado en 2019 fue de 7,7% mientras que en la zona central (Bío Bío al norte) fue de un 7,2%. Este es un indicador dinámico, que continuará adecuándose en el futuro, avanzando en paralelo a lo que han sido las señales de la industria procesadora en términos de valorizar cada vez más los componentes sólidos de la leche, especialmente la proteína.

El consumidor está atento al aporte de proteína láctea como nutriente y la grasa ha sido revalorizada desde el punto de vista de la salud y nutrición. “Ambos han sido reconocidos económicamente en la pauta de pago, lo cual impacta en el precio que recibe el productor”. Mientras que para las industrias lácteas concentrarse en sólidos mejora la valorización de los productos lácteos y la leche desde que sale del predio hasta el consumidor.

Para Octavio Oltra, este mejoramiento en los parámetros es fruto del esfuerzo de los productores y del apoyo tecnológico que reciben, en que tanto la genética como la alimentación del ganado están dando frutos.



Otros indicadores de calidad de leche

El documento también presenta indicadores nacionales sobre el avance en calidad higiénica de leche. El manejo sanitario en predio, fruto del trabajo conjunto entre industria y productores, presenta el mejoramiento en indicadores de Recuento de Células Somáticas (RCS) y Unidades Formadoras de Colonias (UFC) en forma consistente desde 2014, registrándose a 2019 mejoramientos de 20% y 28% respectivamente.

También hay avances como el aumento de la cantidad de leche que viene de predios oficialmente libres de brucelosis (casi un 97%) y tuberculosis (90%). Por otro lado hoy el 83% de la leche de Chile provienen de predios que están en programa PABCO lo que implica un aumento del 38% desde el año 2014.
“Lo interesante es que se está avanzando sostenidamente y los productores lecheros y la industria se están esforzando en llegar a estos logros tecnológicos en sanidad del ganado y bienestar animal con una mirada estratégica conjunta y de largo plazo”, indica Octavio Oltra.


Comunicado de Prensa / Fuente: Hardy Avilés / Consorcio Lechero