Duro cuestionamiento de Naciones Unidas al manejo del agua en Chile

Manejo del agua
El organismo internacional se refiere al proyecto Alto Maipo, la producción de paltas y los 50 litros de agua por persona que se entregan en la Región de Valparaíso.

Un duro cuestionamiento a la forma en que el gobierno chileno ha enfrentado el tema de la crisis por falta de agua que afecta al país, realizó Léo Heller, relator especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua y al saneamiento.
“El gobierno chileno no cumple sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos si da prioridad a proyectos de desarrollo económico sobre los derechos humanos al agua y a la salud”, dijo en una declaración el alto representante de la ONU.
Entre los cuestionamientos del alto personero están el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo y la expansión de los cultivos de paltas en la Región de Valparaiso.
“Se trata de una declaración muy dura para el gobierno chileno. Nunca la ONU se había manifestado con este nivel de firmeza a la forma en que Chile está enfrentando la falta de agua. Hay una preocupación internacional creciente por este tema y que ahora se manifiesta con esta durísima declaración. Por supuesto, es un emplazamiento que debe ser respondido por el gobierno”, señala Matías Asun, director nacional de Greenpeace.
Y agrega:
“El gobierno debe asegurar una gestión del agua que priorice a las personas y los ecosistemas. Se trata de una obligación que se debe cumplir a la brevedad. Durante años distintas organizaciones como Modatima y No Alto Maipo han expuesto esta situación. Bueno, ahora también se lo exige Naciones Unidas”.

Las declaraciones emitidas en Ginebra, en una de sus partes, señala que “el gobierno está obligado a garantizar un abastecimiento de agua suficiente para toda la gente”. Y agrega a propósito de Alto Maipo y la producción de paltas:
“Estos dos proyectos económicos pueden poner en riesgo el abastecimiento, lo que es particularmente preocupante durante la pandemia de COVID-19. He pedido al gobierno de Chile que aclare estas dos cuestiones”.
De acuerdo con la declaración de la ONU, los paltos consumen tres veces más agua que la cuota reservada para los residentes y resalta que desde el 2016 se han destinado para los residentes 50 litros diarios por persona. Y señala:
“El agua es abastecida por medio de camiones cisterna no certificados que, en ocasiones, ha sido tan insalubre que ha causado casos de diarrea infantil”.
Respecto de los 50 litros diarios por persona, Heller dice:
“Esto no es suficiente para cubrir las necesidades domésticas usuales durante una pandemia. El Ministerio de Salud de Chile recomienda el lavado de manos como una de las maneras más efectivas para prevenir la propagación del COVID-19, por lo que el gobierno debe garantizar un suministro de agua adecuado para todas las personas y asegurarse de que las empresas no socaven la capacidad del Estado para cumplir con sus obligaciones”.
La ONU también critica el hecho que una resolución para entregar 100 litros de agua por persona al día haya sido desestimada para así continuar entregando solo 50.
“Ocho días después, en una decisión que podría ser ilegal conforme al derecho internacional, revocaba esta resolución. Al mismo tiempo, inimaginablemente, el gobierno sigue otorgando nuevos derechos de agua a empresas agrícolas y no ha logrado controlar el uso ilegal y excesivo de agua de las empresas aguacateras”.
Finalmente, la ONU alerta respecto de los impactos que el proyecto Alto Maipo puede tener en el abastecimiento de agua para zona central del país:
“Este proyecto no solo podría reducir la principal fuente de agua potable de los residentes de Santiago de Chile, sino que también podría agravar la contaminación del aire en la capital”.


Frases lapidarias


  • "El Gobierno de Chile no debe priorizar las plantaciones de aguacate y la producción de electricidad antes que los derechos a la salud y al agua de su pueblo, y las empresas deberían abordar los efectos negativos de sus actividades sobre estos derechos"
  • "El Gobierno chileno no cumple sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos si da prioridad a proyectos de desarrollo económico sobre los derechos humanos al agua y a la salud”.
  • "El Gobierno está obligado a garantizar un abastecimiento de agua suficiente para toda la gente”.

Sobre la entrega de 50 litros de agua durante la Pandemia

  • "Esto no es suficiente para cubrir las necesidades domésticas usuales durante una pandemia'.

Sobre el polémico proyecto hidroeléctrico Alto Maipo de la empresa Aes Gener, responsable también de la contaminación en Quintero

  • "Este proyecto no solo podría reducir la principal fuente de agua potable de los residentes de Santiago de Chile, sino que también podría agravar la contaminación del aire en la capital'.



Comunicado de Prensa / Fuente: Prensa Greenpeace