Invertir es para ricos y expertos ¿Mito o realidad?

Invertir
Por Rafael Donoso, cofundador de Soy Focus.

Luego de aprobada la ley que permite retirar hasta el 10% de los ahorros previsionales desde las AFPs, la Superintendencia de Pensiones informó que 11 millones de afilados están en condiciones de acceder a esta normativa. Con un plazo de un año para realizar el trámite, ya son millones las personas que han solicitado sus fondos, cifra que seguramente seguirá creciendo si pensamos que los efectos de la crisis pueden extenderse por varios meses más.

Esta situación nos lleva a una pregunta de fondo. ¿Qué hacer hoy con estos recursos y cuál es el mejor destino para ellos? La verdad es que la respuesta no es sencilla, pues muchas personas están retirando este dinero para cubrir urgencias derivadas de la crisis del Covid-19. Sin embargo, para aquellos que no tienen necesidades inmediatas que solucionar, existen otras opciones.

Una de ellas es invertir estos recursos en diferentes instrumentos, de manera de generar un hábito de ahorro para el futuro. La dificultad de esto, es que la mayoría de las personas no sabe cómo invertir o no tiene los conocimientos financieros suficientes, como lo demostró una reciente encuesta realizada principalmente a la base de clientes de Soy Focus, que determinó que más de un 50% de las personas se califica con nota 4 o inferior en sus nociones de finanzas.

Es decir, hay gente que puede tener dinero disponible para invertir, pero que no entiende cómo o dónde hacerlo. Parte de la razón es porque invertir no siempre es sencillo. No solo porque la jerga usada es indescifrable, sino también porque los mercados son volátiles e inciertos. Sin embargo, los mercados también tienen algunas cosas buenas. Por ejemplo, sirven para conectar capital con personas que tienen buenas ideas y las ejecutan bien, como un nuevo aparato tecnológico. También permiten que, con cantidades mínimas de dinero, se participe de una fracción del éxito o fracaso -hay que decirlo- de ese negocio.



Pensando en cómo se mueve el mercado de acciones local, históricamente el promedio de rentabilidad de la bolsa en los últimos 30 años ha sido de 13,3% anual. Esto también considera a las empresas a las que no les ha ido bien, por lo tanto, la cifra no está nada mal. Viéndolo así parece buena idea participar de este negocio. Asimismo, hay mercados financieros para instrumentos de renta fija como, depósitos a plazo o bonos. Estos pagan a sus inversionistas un monto fijo periódicamente. Son menos riesgosos que las acciones y rentan un poco menos.

Nuestra visión es que hoy invertir está al alcance de todos, pues existen tecnologías que las personas pueden usar para hacer crecer su dinero, similares al servicio de quienes tienen un alto patrimonio: personalizado, 100% online, simple, sin conflictos de interés y con bajos costos. De esta forma, sin ser expertos o millonarios, cualquiera puede entrar a este mundo de forma inteligente y diversificada, de a poco y al ritmo de cada cual. Y aún más, sin montos mínimos y con la opción de configurar una estrategia de inversión pensada en los objetivos que tiene cada persona, sean éstos ahorrar para una mejor pensión, una propiedad o la educación de sus hijos.


Comunicado de Prensa / Fuente: Isidora Riesco / e-press