Critican a Essal por el mal manejo en el tratamiento de las aguas servidas en Puerto Montt

Iván Moreira
La superintendencia de medioambiente formularía tres cargos en contra de la sanitaria, dos clasificados como grave.

El organismo fiscalizador notificó a la empresa por la modificación de un ducto submarino que descarga aguas servidas en Puerto Montt, ya que cuenta con diseño y características distintas a las declaradas en la evaluación ambiental, y por no proporcionar información con urgencia, hechos catalogados como grave.

El cargo leve es por superación de nivel de coliformes fecales, que, según lo detectado por la SMA, está fuera del área de sacrificio definida por Essal.

La empresa arriesga multas que podrían llegar la revocación de la resolución de calificación ambiental o una multa de hasta 5 mil Unidades Tributarias Anuales.


El Senador por la zona, Iván Moreira, reiteró sus criticas a la empresa, asegurando que no están a la altura de las necesidades de la región, en un tema sensible como es el tratamiento de aguas servidas.
“Nuevamente Essal nos demuestra que no está a la altura de lo que nuestra región necesita. Ahora, La superintendencia de medioambiente formuló cargos contra esta empresa ya que detectó anomalías en un proceso tan delicado como el tratamiento de las aguas servidas de Puerto Montt. Es lamentable que cada cierto tiempo, estemos enterándonos y lamentándonos de los problemas de esta sanitaria, ya sea con episodios graves, como los ocurrido hace un tiempo en Osorno y Puerto Varas, y ahora con modificaciones en un proceso que involucra descargas al mar en nuestra capital regional. Sin duda, esta empresa, tiene una gran deuda con la región y que no está saldando. Los habitantes de nuestra región necesitan seriedad en un tema tan importante como el tratamiento de aguas servidas, y cada vez que vemos a Essal en la prensa, nos queda más claro que son el mejor ejemplo de la constante negligencia”.
El legislador recordó otros episodios de la sanitaria en la zona, con importantes consecuencias, como la descarga de aguas servidas al Lago Llanquihue o el masivo corte de agua que afectó a Osorno el año pasado, lo que gatillo en un proceso de caducidad en contra de Essal, el que se mantiene en curso.

Comunicado de Prensa / Fuente: Marco Hernández Baeza - Of. parlamentaria SIM