Retorno seguro (pero en serio)

Samuel Ramírez
Por Samuel Ramírez, Business Development Director de Hikvision Chile.

Nueve comunas de la Región Metropolitana dejaron la cuarentena y entraron a la etapa de Transición, ante esto cabe preguntarse por la seguridad de las personas que viven, transitan y trabajan en estas zonas en proceso de desconfinamiento.

Y es que el marco de las medidas sanitarias es muy amplio, llevando a confusiones que en este proceso son clave aclarar. La OMS recomienda al menos un metro de distancia entre una persona y otra, pero cuando vamos a algún comercio la toma de temperatura se hace con una pistola portable que pone a la persona que mide más cerca de lo requerido.

Otro caso es la inversión de recursos públicos en pintar calles y plazas para graficar esta separación entre personas, pero si no se puede controlar no sirve de mucho si el objetivo final es prevenir una nueva ola de contagios. Es aquí donde la tecnología hace la diferencia, ya que el reconocimiento facial puede identificar a personas o grupos que estén infringiendo la nueva normativa, enviando una alerta para activar protocolos establecidos a seguridad ciudadana, por ejemplo, para que se implementen medidas correctivas.

Esta tecnología genera data a través de la captación de video en tiempo real. Se trata de información cualitativa para la toma de las mejores decisiones. Por otro lado, permite que todos los protocolos sean auditables, comprobar que lo que se está implementando se utiliza de buena forma, detectando oportunamente situaciones de riesgo, como identificar una aglomeración. Por otro lado, la tecnología de videovigilancia permite que quienes estén haciendo cumplir el funcionamiento de las cámaras también puedan ser auditados y no se utilicen para otros fines.

Más allá de situaciones aisladas, en este retorno deberíamos pensar en el origen, destino y traslado de las personas. Respetar las medidas es clave, por lo que el control permite comprobar que se cumplan. La tecnología debería estar implementada en distintos puntos donde las personas converjan entre ellas, porque así se podría evitar el riesgo de contagio, pero en serio.




Comunicado de Prensa / Fuente: Catalina García / e-press