Día Mundial del cáncer de mama

Día Mundial del cáncer de mama
Las pacientes chilenas que viven con cáncer metastásico HER2- (negativo), el más común entre estos cánceres con un 65% de prevalencia, no tienen cobertura para acceder a los tratamientos recomendados por las guías internacionales.

“No es grave ese nódulo, tranquila, eres aún muy joven para hacer una mamografía, vuelve en seis meses”
. El diagnóstico seis meses después fue: metástasis ósea con mastectomía total. Susana Olivares tenía entonces 34 años.

La enfermedad de Susana era el cáncer metastásico HER2-, uno de los más comunes en las chilenas con un 65% de prevalencia. Sin embargo, no tiene cobertura GES para acceder a los tratamientos recomendados por las guías internacionales.

Susana fue sometida a varias quimioterapias, las cuales deberían funcionar para poder eliminar los tumores, no obstante, siguieron ahí. Mónica Toro, amiga de Susana y presidenta de la Corporación Valientes, detalla que sabían de algunos tratamientos en España con resultados exitosos. “La Su lo pidió, pero nunca fue escuchada, porque no estaba en la canasta de GES, ni en la Ley Ricarte Soto”, comentó Mónica.

Según lo que han observado desde Corporación Valientes, un tratamiento para este diagnóstico puede llegar a tener un costo aproximado de $4 millones 800 mil, que debe ser comprado cada 21 días por mínimo 6 meses, es decir, más de $40 millones en total. 
“Esto es un costo altísimo para cualquier persona y a diferencia de lo que sucede en nuestro país, en el extranjero estas drogas tienen reconocimiento por su efectividad, 5 años libre de progresión en promedio”, agregó Mónica.
Según la estimación de la Globocan, en Chile en 2018 se diagnosticaron 5.300 cánceres, de los cuales entre el 3% y 5% tiene metástasis al momento del diagnóstico, y se estima que un 30% de aquellas que fueron diagnosticadas en un estado temprano experimentan una recurrencia del tumor con metástasis a distancia, incluso años después de su primer tratamiento.
“Si bien en Chile existe una cobertura estándar para este tipo de cáncer, hay drogas de alto costo y otras intervenciones que son usadas en algunos cánceres metastásicos que no están incluidas en el AUGE, por lo cual no tienen cobertura garantizada”, indicó la doctora María Eugenia Bravo, presidenta de la Sociedad de Mastología y Jefa del Centro Integral de la mama de Clínica Las Condes.

Una oportunidad para aumentar la cobertura

En agosto de 2020, se promulgó la Ley Nacional de Cáncer, la cual busca poder favorecer a los pacientes y asegurarles tratamientos, protección laboral, entre otras iniciativas. Al respecto, Jorge Fernández, director ejecutivo de la Fundación Vi-da, comentó que desde la organización han trabajado constantemente para ser la voz de los pacientes, como también han estado visibilizando la necesidad del acceso a terapias. 
“Tenemos la esperanza y vamos a luchar para que el cáncer de mama metastásico tenga cobertura, para que en Chile no se sienta más una amarga sensación. Así como lo dijo una paciente en nuestra campaña: ya es terrible tener cáncer de mama metastásico, pero más terrible aún es tenerlo en Chile porque no hay cobertura”, agregó Fernández.
Según señaló la doctora María Eugenia Bravo, lo principal es que el cáncer se pueda detectar precozmente y que aquellos detectados se puedan tratar oportunamente, evitando que sea una enfermedad incurable. 
“Un tema clave a nivel nacional será también la creación de una red oncológica que permitiría conjugar los esfuerzos y oferta (público y privado) de centros especializados a nivel país para el diagnóstico y tratamiento, integrándose esta red a la Red Asistencial de Salud”, enfatizó la especialista.
Susana para poder obtener el medicamento tuvo que golpear muchas puertas, incluso hacer platos únicos, rifas, aceptar donaciones, entre otras iniciativas para recaudar los fondos necesarios. Lamentablemente llegó demasiado tarde para ella. Aún queda la misión de lograr que se garantice el tratamiento oportuno a tantas mujeres que sufren este tipo de cáncer de mama. 
“El cáncer metastásico abordado con un tratamiento acorde e integral, con medicamentos de costo gratuito y de calidad, entregaría una calidad de vida óptima, digna y de largo plazo”, finalizó Mónica de Corporación Valientes.


Comunicado de Prensa / Fuente: Loreto Molina / PARLA