Campamento Tierra Nuestra: la resistencia de las y los pobladores ante la amenaza de desalojo

Campamento Tierra Nuestra
Por Movimiento Vivienda Digna Osorno.

En la zona este de la ciudad de Osorno, en un terreno contiguo entre la Universidad de Los Lagos y el Club de Campo, se encuentra ubicado el campamento Tierra Nuestra. A calor de los meses agitados y caracterizados por la revuelta popular, las primeras semanas de diciembre del 2019 estuvieron protagonizadas por la lucha y acción política de las y los pobladores ante el déficit habitacional que se arrastra en la ciudad por más de 10 años. Alrededor, y un poco más, de 20 tomas de terreno se llegaron a materializar durante la primera quincena de diciembre, naciendo entre ellas, el Campamento Tierra Nuestra.

A poco menos de cumplir un año, y durante el pasar de los meses -en medio de la crisis económica y sanitaria que ha caracterizado el 2020- diversas familias fueron llegando al terreno, recolectando sus materiales para luego, poco a poco, ir levantando sus viviendas. Hoy son cerca de 50 familias las que se encuentran articuladas, siendo 13 las que se encuentran construyendo sus viviendas y ya 7 de ellas viviendo en el lugar. Las y los pobladores se mantienen organizados popularmente a través de una directiva que se encarga de avanzar en el habitar y de mantener contacto con los otros campamentos de la ciudad.

Según lo comentado por les dirigentes, por al menos 30 años, el terreno (de condición privada) era usado como sitio para el desecho de escombros y restos de empresas principalmente ligadas al área de la construcción; siendo encontrado en condiciones completamente descuidadas y marcadas por el abandono. De esta manera, las y los pobladores de forma organizada comenzaron su limpieza y arreglo para su pronto habitar.
Campamento Tierra Nuestra
Sin embargo las y los pobladores aún carecen de condiciones básicas para el vivir, entre ellas, el acceso al agua potable como elemento de vital relevancia en estos días, y el acceso a electricidad son parte de las problemáticas que se encuentran viviendo. Por otra parte, la Federación de Estudiantes de la Universidad de los Lagos han colaborado para acelerar los procesos del acceso a un tanque de agua potable que sea cedido por el municipio de la ciudad, dependiendo esto último de la autorización por parte de los directivos de dicha Universidad.

Mas y por si no fuera poco, luego de vivir procesos de complejo carácter para las y los pobladores de Chile y Osorno, atravesados por las problemáticas asociadas a la cesantía, la desprotección laboral, el negocio especulativo y lucrativo de las viviendas, y el desabastecimiento; como resultados de las políticas empresariales del gobierno de Sebastián Piñera; el día 10 del presente mes, las familias fueron notificadas siendo informadas de una orden de desalojo que habría sido emitida por una empresa dedicada a las actividades de “inversión y renta de capitales mobiliarios” y quienes además figuran como dueños.

Las acciones descomedidas descritas que ha emprendido parte del empresariado Osornino, no son más que el resultado de (1) las facultades que se les han otorgado durante más de 45 años desde los diferentes gobiernos de turno, posicionando la importancia –ya inadmisible- de la propiedad privada y la acumulación empresarial por sobre las vidas de las y los pobladores en medio de un escenario de pandemia, en el cual la ciudad de Osorno se ha visto preocupadamente afectada; (2) de las negligencias por parte de entidades gubernamentales supuestamente responsables del habitar y vivir de las personas en medio de una ciudad que presenta un déficit de más de 4.000 familias sin hogar en los últimos 10 años; existiendo nula acción y voluntad política de SEREMI de Vivienda Los Lagos, SERVIU provincial y la Municipalidad de Osorno, en acelerar la posibilidad concreta de dar solución habitacional a las 4.000 familias por medio de la construcción de viviendas sociales en el terreno Predio Baquedano, terreno de aproximadamente 80 hectáreas de uso militar expropiado con el supuesto objetivo de dar solución habitacional en el año 2016. 

Por el contrario, 4 años más tarde, aún existe tramitación en el cambio del plan regulador, además, por parte del Ministerio de Vivienda y Secretaría Ministerial Regional, el centro de interés del desarrollo político publico habitacional, se encuentra la construcción de viviendas bajo la Ley de Integración Social Urbana (DS19) junto al desarrollo y crecimiento del comercio, quedando directamente relegadas en un segundo plano, la voluntad de dar solución a la problemática de vivienda en Osorno.

Como Movimiento de Pobladores Vivienda Digna Osorno, realizamos el llamado a las y los pobladores, trabajadores y estudiantes a solidarizar con las y los vecinos del Campamento Tierra Nuestra ante la amenaza empresarial de desalojo.

¡Solidaridad y Organización desde las poblaciones, barrios y campamentos!






Comunicado de Prensa / Fuente y Fotos: Victoria Arriagada Oyarzún