Un frente cada vez más estrecho

Carlos Oyarzún Concha
Por Carlos Oyarzún Concha, abogado.

Hace algunos días, los diputados Pablo Vidal y Natalia Castillo renunciaron a su partido, Revolución Democrática. Unos días después, el Partido Liberal se salió del Frente Amplio y el diputado Patricio Rosas renunció al Movimiento UNIR. Poco tiempo ha transcurrido desde que, en las elecciones presidenciales y parlamentarias del 2017, el Frente Amplio obtuviera unos resultados que sorprendieron a todos, desde sus mismos integrantes hasta sus adversarios. Cabe recordar que la candidata presidencial, Beatriz Sánchez, obtuvo solo 150 mil votos menos que el abanderado de la ex Concertación, Alejandro Guillier.

Pero de los 20 diputados que obtuvieron en esa ocasión, van quedando 12. Su candidata presidencial ya no tiene la fuerza mediática ni el nivel de convocatoria de entonces, el cual, junto con su efecto novedad, se diluyeron hasta llegar casi a la desaparición, hasta el punto de que hoy aparece totalmente desplazada por los precandidatos Pamela Jiles y Daniel Jadue y el sempiterno jefe de RD.

Clínica Alemana

Si sus propios miembros y simpatizantes creían que representaban una fuerza nueva, renovadora de la clase política de izquierda tradicional, que venían a terminar con los 30 años de duopolio y de administración del modelo, con nuevas lógicas horizontales de administración de las decisiones y del poder, la realidad nos mostró otra cosa. Luego de la salida de los diputados Vidal y Castillo, el diputado Jackson notificó al mundo político que la alianza natural y evidente del Frente Amplio era con el partido Comunista. Sí, con un partido anacrónico, cuyo solo nombre es una ofensa para los millones de asesinados bajo sus tiranías totalitarias.

Lo que se proponía como un proyecto renovador liderado por jóvenes líderes progresistas que decían encarnar el cambio generacional que la política necesita, terminó pactando con la ideología que más muertes ha dejado en el mundo, cuyo fracaso ha sido latente a lo largo del siglo XX, y que si de algo carece, es precisamente renovación y progresismo.

Comunicado de Prensa / Fuente: coyarzunconcha@gmail.com