“Atom” deja sus funciones en el Aeropuerto y comienza su merecido descanso

Atom
El querido labrador de la Aduana Metropolitana se retira y parte a vivir con la familia de su guía de siempre.

Con pena por verlo partir, pero con la alegría de que disfrutará del resto de su vida en un hermoso entorno y con los cuidados de su guía de siempre, los funcionarios de Aduanas despidieron al querido can “Atom”, que durante 5 años cumplió funciones en la Aduana Metropolitana.

Atom nació en el 2015 y después de un entrenamiento en la Escuela Canina del Servicio, inició su vida laboral, la que culminó hace pocos días cuando se dispuso el fin de su trabajo como can detector.

El Director de la Aduana Metropolitana, Rodrigo Díaz, indicó que 
“Son sentimientos encontrados para el Servicio, y sobre todo para esta Aduana. Se trata de una pérdida muy importante ya que Atom se destacó, permanentemente, por su capacidad para apoyar el trabajo de la Unidad de Drogas. Nos permitió atacar con decisión el narcotráfico en distintos frentes, siempre en Aeropuerto Internacional de Santiago”.

Clínica Alemana

Además de sus cualidades como detector, quienes compartieron trabajo con él recuerdan con alegría que cada vez que el Servicio participó en reportajes televisivos con la difusión del rol y de las tareas que se desarrollan en el Aeropuerto Internacional, Atom se transformaba en una verdadera estrella.

Atom
Antes de retirarse, Atom participó en importantes hallazgos. En uno de ellos su intervención permitió encontrar cocaína escondida dentro de un compresor, lo que fue el punto de partida para una investigación posterior que culminó con el hallazgo de casi 3 toneladas de drogas por parte de la PDI.

Otro de sus éxitos fue que logró marcar un cilindro que en apariencia no contenía nada fuera de lo normal. Sin embargo, la insistencia de Atom llevó a los funcionarios del Departamento de Drogas a efectuar las pruebas de campo que determinaron la presencia de cocaína en estado líquido.

Atom


Comunicado de Prensa / Fuente: Comunicaciones Aduana