¿Qué hay que esperar de las criptomonedas de cara a este 2021?


Bitcoin


Luego de un año excepcional e histórico al mismo tiempo, tanto Bitcoin como otras criptomonedas estuvieron en el centro de la atención de las principales agendas mediáticas, políticas y financieras. En un 2020 en donde muchos instrumentos financieros no tuvieron los resultados esperados por culpa de la pandemia, esta nueva alternativa monetaria desplegó todo su potencial, convenciendo a pequeños y grandes ahorristas que antes la miraban con cierta desconfianza. Ahora bien, ¿Qué ocurrirá en este 2021 que está dando sus primeros pasos?

Lo que antes parecía una rareza, ahora ha comenzado a ser una cuestión de nuestra cotidianidad. Sin ir más lejos, son cada vez más los casos de nuestro entorno cercano que empiezan a invertir y ahorrar en criptomonedas. Después de que en 2020 Bitcoin superara su valor récord, muchos sectores han roto sus prejuicios en torno a este instrumento financiero. Las razones, además de su apetecible valor, son muchas y conviene revisarlas un poco antes de comenzar a pensar qué es lo que puede ocurrir con las criptomonedas de cara al 2021.

Tras un año de crisis generalizada, en donde muchas alternativas de inversión no dieron los frutos esperados por los efectos de la pandemia en las cuentas de las principales potencias económicas y en los países emergentes, la idea de ganar dinero con Bitcoin ganó mucho más valor. Uno de los motivos de ello fue que las criptomonedas lograron superar su gran examen, al demostrar seguridad, agilidad y resiliencia ante los resultados adversos de los primeros meses del 2020. En épocas en donde la circulación de bienes, productos y personas se vio restringida, la condición virtual de las criptomonedas como Bitcoin, ethereum y lithium, entre otras, fue de gran ventaja, ya que se podían realizar transacciones como si fuera enviar un correo electrónico.


Otra gran ventaja ante este panorama fue que, al no depender de ningún país ni organismo central, el impacto de la alta volatilidad que viene aparejada con toda crisis global fue mucho menor, lo que lo posicionó como un gran recurso tanto para salvaguardar valor de ahorros como una vía de inversión.

Ante este panorama, diversos sectores como grandes grupos empresariales y pequeños ahorristas, dos de los grupos a los que todo activo financiero busca atraer, se acercaron a las criptomonedas para empezar a operar con ellas. Lo cierto es que hoy en día es mucho más sencillo hacerlo gracias al desarrollo de diferentes plataformas Fintech.

De esta manera, se espera que en el 2021 no solo se continúe esta tendencia de interés por parte de diferentes actores del mundo financiero, sino que también se popularice más su uso tras el anuncio de PayPal de permitir operar con Bitcoin a partir de este año. En cuanto al valor de las mismas, la curva alcista promete profundizar debido a su utilidad y a la mayor demanda, algo que sin dudas presiona fuerte dentro de un bien escaso y limitado como Bitcoin, un patrón que a muchos especialistas hace recordar al oro.