Acusan no respetar acuerdos en San Pablo

Municipalidad de San Pablo
Los dirigentes representantes de las comunidades usuarias del programa PDTI golpearon la mesa, acusando que, tras la solicitud del municipio, Indap anuló la votación donde su propuesta fue rechazada.

Con gran molestia se mostraron los dirigentes de la comuna de San Pablo que integran el Programa de Desarrollo Territorial Indígena PDTI de Indap, tras una reunión sostenida con el municipio en la que acusan no se respetaron los acuerdos pactados con anterioridad, referente a la nueva licitación de Indap para dicho programa con las comunidades.

La queja de los dirigentes apunta al alcalde de la comuna, Juan Soto Caucau, y un funcionario municipal que según señalaron, el conflicto se originó en diciembre del año pasado cuando dicho funcionario que es integrante de la oficina intercultural de la Municipalidad, ingresó a nombre de una comunidad mapuche un reclamo a la Dirección Nacional de Indap contra el ente privado Consultora Alerce, todo esto, sin consultar a la mesa territorial ni a los demás dirigentes que integran las dos mesas de trabajo.

Joel Canquil, Presidente de la Comunidad Kiñe Ruka de Cantiamo alto y vicepresidente del Consejo Mapuche de San Pablo, señaló que
“Sentimos que don Pedro Ramírez se aprovechó de una situación puntual, de una molestia de una dirigente con un técnico de la consultora, donde nos manifestó la dirigente involucrada que él se tomó las palabras para redactar un documento y enviar a Indap para tal vez enlodar la forma de trabajar de Consultora Alerce cuando esa consultora es una de las que compite con el municipio. Sentimos que esa fue la intención del funcionario de la municipalidad”.

Los dirigentes apuntan a que dicho reclamo fue ingresado justo un mes antes que Indap se reuniera con las dos mesas de trabajo de comunidades en la comuna para votar la nueva licitación, instancia donde los dirigentes involucrados en esta situación votaron por unanimidad (24 votos) continuar con entes privados o consultoras y no con el municipio, este último enviando sus propuestas a través de una carta, sin embargo tras esta situación, el municipio apeló a anular la votación señalando que no contaron con los suficientes días para realizar una presentación de sus propuestas. Requerimiento que fue aceptado por el ente estatal llamando nuevamente a una reunión para resolver la misma situación, la que finalmente se hizo el pasado viernes y que arrojó la misma unanimidad a favor de trabajar con entes privados.

Por otro lado, Luisa Navarro Calfulaf, Pdta. de la Comunidad Antuco de Paillaimo y Pdta. de la otra Mesa de trabajo de Indap que reúne a seis comunidades, detalló que la primera reunión estaba comprometida para el día 11 de enero, escenario que cambió una semana antes debido al llamado de Indap para mover la reunión al 13 de enero, justificando que el municipio llevaría un plan de trabajo que sería presentado. Finalmente, indicó que el municipio no se hizo presente, ni tampoco el alcalde.
“Nosotros en ese tema quedamos que ya habíamos votado en trabajar con una consultora (en esta mesa, la Consultora Quilmay). Así que en la reunión le dije ¿Para qué nos hicieron firmar?, ¿Por qué no dijeron hay otra oportunidad, piénsenlo? Por eso ese día tuvimos reunión y presentamos lo que nos molestaba, que nos sentíamos pasados a llevar por el alcalde porque él no respetaba los acuerdos que nosotros tomábamos”, señaló la dirigente.
Sumado a esta confusa situación, los dirigentes de las comunidades de San Pablo lamentaron que la entidad municipal junto al Indap hayan convocado a una nueva reunión considerando la crisis sanitaria y que dicha comuna se encuentra en Fase 2 del Plan Paso a Paso, y que encendió las alertas con anterioridad puesto a que la reunión ya estaba convocada semanas antes, cuando aún no sabían que saldrían de Cuarentena Total. En contraste a esto, la primera reunión de enero la realizaron en fase 3.

Finalmente, los dirigentes de ambas mesas votaron a favor de continuar con entes privados o Consultoras desestimando de esta forma la propuesta de la Municipalidad de San Pablo, manteniendo su molestia debido a lo que indicaron como la poca seriedad de las autoridades con un tema de relevancia para la pequeña agricultura familiar campesina.

Comunicado de Prensa / Fuente: Diego Chaipul Acum.