¿Por qué estudiar Psicopedagogía en la actualidad?

Yoselyn Catrilef
Por Yoselyn Catrilef, encargada de admisión carrera Psicopedagogía, IP Santo Tomás Osorno

Para lograr dar respuesta a nuestra interrogante es necesario dar a conocer aspectos históricos en nuestro país, cimientos que han desarrollado cambios significativos en el reconocimiento real y profundo del quehacer profesional.


La disciplina en Chile aparece desde sus orígenes asociada al proceso de Aprendizaje escolar y las dificultades que presentan algunos niños, niñas y adolescentes, sin embargo, en la actualidad se debe valorar y dar a conocer el trasfondo esencial de la Psicopedagogía; la cual se sustenta directamente con el proceso de aprendizaje de las personas, identificando integralmente la individualidad de cada Ser Humano, dando real valorización a cada aspecto relacionado con la persona, en donde se visualizan, valoran y refuerzan los aspectos biopsicosociales de cada individuo.

La Psicopedagogía se orienta directamente a aportar y colaborar como una especie de andamiaje en cada persona independiente de su rango etario o situación de discapacidad, entregando las herramientas necesarias para su adecuada interacción con el aprendizaje, buscando reconocer sus fortalezas, competencias y habilidades para construir a partir de esta base individual la adquisición del propio conocimiento y así lograr eliminar las debilidades y/o dificultades que se visualicen durante el proceso de formación personal, aportando de manera significativa en esta constante senda de progresión personal. Es justamente el respeto hacia la individualidad del Ser Humano lo que incentiva a nuestra Institución a la formación de nuevos profesionales de la Psicopedagogía, siendo testigos de la necesidad que presentan las personas para lograr avanzar en el proceso de aprendizaje, ya sea enfocado a los ámbitos socio comunitarios, escolares, emocionales y conductuales.

En Chile nos encontramos con amplios desafíos tanto en “Infancia, ámbito escolar y adulto mayor”, focos principales para nuestra disciplina. Se menciona que actualmente el ámbito relacionado a los Niños, Niñas y Adolescentes de nuestro país está buscando la participación activa de los y las profesionales con formación Psicopedagógica, debido al conocimiento y valoración de nuestro rol, obteniendo responsabilidad total en las intervenciones individuales de los Niños, Niñas y Adolescentes que pertenecen al actual “Servicio Nacional de Protección Especializada de la Niñez y Adolescencia”, buscando restituir y reparar los daños causados por vulneraciones a los Derechos Humanos, desarrollando un trabajo colaborativo con profesionales Psicólogos y Trabajadores Sociales, aportando de manera sustancial en el refuerzo de Recursos Personales en cada Niño, Niña y Adolescente que lo necesite.

Con respecto al ámbito escolar se ha logrado identificar la gran importancia que tiene nuestro rol en la formación de las personas al interior de este contexto, ya que el trabajo basado en el respeto y valoración individual es clave para la adquisición de nuevos aprendizajes curriculares. Hoy en día se busca el reconocimiento real de la disciplina al interior de las unidades educativas, buscando ser parte principal del proceso formativo de cada individuo en dicha área.

También se quiere destacar el aporte que como “Profesionales Expertos” en la situación de aprendizaje de las personas en todas sus dimensiones, se busca ser participe fundamental en el trabajo ligado a los adultos mayores de nuestro país, tomando en cuenta el envejecimiento en la población y la necesidad de entregar una Salud Mental adecuada para nuestros adultos mayores, mejorar la calidad de vida y su bienestar emocional, tomando relevancia el trabajo a través de un enfoque anticipatorio y preventivo; desarrollando la estimulación ligada principalmente al refuerzo de los procesos cognitivos que con mayor ímpetu se ven descendidos durante la adultez, como lo son; la atención, concentración y memoria, siendo los encargados de encaminar este desafío los profesionales Psicopedagogos.

Bajo estas perspectivas se hace imprescindible el aporte Psicopedagógico en la Sociedad Chilena, en donde buscamos incansablemente aportar, contribuir, propender, reforzar y encaminar el Proceso de Aprendizaje en las personas, teniendo como foco principal el valorar la individualidad del Ser Humano, así como lo expone Estela Mora, Licenciada en Psicopedagogía a través de esta célebre frase “Aprender es Vital, No escolar. Cuando aprendemos se activan y manifiestan las tres dimensiones constitutivas intervinientes: biológicas, animalistas y espirituales”, por ende, se hace fundamental el trabajo con las personas desde su particularidad y esencia.

Comunicado de Prensa / Fuente: Dirección de Comunicaciones y Extensión Sede Osorno